EL DIARIO

Sabado, 12 de Junio del 2021

Alberto Fernández y un “sapo” visible de la vacuna rusa Sputnik V

Por Emilio Cárdenas, el 7 abril, 2021

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
4121
Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

Es más que evidente que ni Alberto Fernández, ni su ostensible “madrina”, Cristina Fernández de Kirchner, se sienten partidarios de los valores de Occidente, en modo alguno. Es más, los resienten.

Por esto seguramente se precipitaron a comprar, “de pique”, en un mundo con muy distintas opciones, la vacuna rusa “Sputnik V”, dejando de lado las opciones norteamericanas y las europeas.

Y, para “ponerle el cuerpo a las balas” y alejar comprensibles recelos del público, el bueno de nuestro presidente se inyectó esa vacuna, con tan mala suerte que, pese a ello, se infectó, él mismo, con el peligroso virus del Covid19. Mientras sigue, en sus propias palabras, “extrañando” a Hugo Chávez, seguramente.

El efecto publicitario deseado por los rusos fue entonces justamente el contrario al buscado: el de espanto, naturalmente.

Ni lerdos, ni perezosos, los vendedores rusos analizan enviar una misión para desentrañar por qué sucedió lo antes señalado.  Discretamente, primero.

Y así lo habrían ya hecho saber a la cuestionada Ministra de Salud, Vizzotti, del Ejecutivo argentino.

Esto, que no es ciertamente algo menor, sucede en medio de un aumento -muy alarmante y significativo- de los contagios en nuestra región toda.

Y ante el aparente asombro de los técnicos rusos en los que, es obvio, confiara ciegamente nuestro cada vez más patológico y extraño presidente.

Rarísimo.

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
4121

Compartir