EL DIARIO

Domingo, 24 de Enero del 2021

Inocultable “cachetazo” del gobierno argentino al Papa Francisco

Por Emilio Cárdenas, el 9 enero, 2021

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
291
Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

El “Papa Argentino”, esto es el “Papa Francisco” -que por años ha, curiosamente, militado en una organización peronista- acaba de recibir un sonoro “cachetazo” de parte del deslucido gobierno del presidente Alberto Fernández, que personalmente promocionó -como nunca hasta ahora- la “despenalización del aborto” y que parece haber conseguido ya los votos necesarios en la Cámara Alta para poder sancionar la respectiva norma, que ya ha sido aprobada, con alguna amplitud, por la Cámara Baja.

El proyecto ha sido, además, bendito (cambiando de posición) por la actual vice-presidente, Cristina Fernandez de Kirchner, que -cuando tiene una oportunidad- suele tratar de caminar de la mano del actual Pontífice, para así evidenciar públicamente su cercanía política con él.

El Papa Francisco, en rigor, ha quedado ahora muy desairado ante la población argentina en su conjunto. Aunque sea cierto aquello de “que nadie es profeta en su tierra”, el “portazo argentino al Papa” ha sido un trago amargo para él.

Pero también ha sido sonoro y su ruido repica, inevitablemente, por todo el mundo. Quizás previendo precisamente esto, es que el Papa Francisco sorprendentemente nunca visitó a su propio país desde que, en su momento, asumiera la conducción de la Iglesia Católica.

Argentina será ahora el primer país de América Latina en legalizar específicamente el aborto, con todo lo que ello significa.

Quienes promueven activamente el aborto legal conforman el 27% de los argentinos encuestados recientemente sobre el tema. Quienes, en cambio, se oponen, son el 19% de ellos. Aquello de que la Argentina es un país católico se relativiza bastante con esas cifras.

Las movilizaciones callejeras de ambos bandos fueron muy fuertes y ruidosas y los católicos y evangélicos, que se opusieron tenazmente al proyecto, terminaron siendo aparentemente derrotados en las calles y plazas del país.

Todo un fuerte cambio de rumbo. La vuelta de página que ello supone parece imposible de ser detenida, desde que la sociedad ya tomó -bien o mal- su decisión sobre esta importante cuestión de conciencia.

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
291

Compartir