EL DIARIO

Miercoles, 14 de Abril del 2021

Lamentable exabrupto presidencial contra el periodista Jonatan Viale

Por Emilio Cárdenas, el 5 enero, 2021

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
25
Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

El desteñido presidente argentino, Alberto Fernández, perdió el respeto, agravió y ofendió incalificablemente al joven y excelente periodista Jonatan Goldfarb Viale al plegarse irresponsablemente a una publicación previa, realizada vía Tiwtter, por un periodista que para algunos es de segundo o tercer nivel, que había previamente calificado al mencionado Viale de: “gordito lechoso” y de “mala persona”. Una discriminación más que evidente.

Fernández, adulto y de profesión abogado, pero casi sin antecedentes profesionales de alguna nota, cometió un acto que, a la vez, lastima la libertad de prensa y constituye un clarísimo abuso de autoridad. Se “fue de boca”, diría alguno. Y así parece. Grave para quien se ufana de ser “profesor universitario”, cuando es, más bien, un “auxiliar docente”, designado “a dedo”, sin concurso alguno.

Lamentable, aunque lo cierto sea que, advertido que fuera de la enormidad que había cometido, el presidente argentino tuviera que desdecirse, vergonzosamente, a las pocas horas, pidiendo las disculpas del caso, las que fueron naturalmente aceptadas por el referido buen periodista.

Ocurre que Jonatan Viale, que ciertamente no es precisamente un segundón de nadie, había dicho, con mucha razón, que el presidente Fernández “está empeñado en dividir a la sociedad entre ricos y pobres.” Agregando que “el saqueo de las arcas del Estado” molesta, pero que lo que “más molesta es que lo disfracen de justicia social”. Lo que es por cierto efectivamente así. Aunque alguno pueda estar en desacuerdo; lo que es su derecho, obviamente.

Vaya entonces toda nuestra solidaridad hacia el agraviado Jonatan Viale. Esperando que el presidente Fernández, que –él mismo- se disfraza y victimiza constantemente de “perseguido” por los medios, no vuelva a cometer una torpeza similar, nunca más. Porque con ella ofende a la libertad de prensa y pisotea claramente a la libertad de opinión. No es poco.

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

 

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
25

Compartir