EL DIARIO

Domingo, 24 de Enero del 2021

La imagen externa de China no atrae – para nada – a los franceses

Por Emilio Cárdenas, el 13 diciembre, 2020

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
5

 

Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

La imagen externa de China lamentablemente transmite una inocultable cuota de arrogancia. Por ello, genera rechazo.

Por todas partes. No sólo en los países que, como Australia, que insisten en que China explique cómo apareció el Coronavirus en su propio país, desde donde luego invadiera velozmente al mundo entero, pedido que genera toda suerte de antipáticas y automáticas represalias tarifarias chinas, visiblemente ofendida por la pregunta. En los hechos, China no da explicaciones, lo que no es una conducta solidaria, obviamente. Es una actitud egoísta, en cambio.

Por esto, Donald Trump ahora llama al Covid-19, muy sugestivamente: el “virus chino”.

Tan es así, que en el caso particular de Francia nada menos que el 62% de los encuestados dice tener una imagen negativa de China. Sólo superada por el rechazo que generan -en ese mismo país- Corea del Norte y Rusia.

Rechazo que, por lo demás, es claramente “trans-partidario”, desde que aparece en todos los líderes y partidos políticos, con independencia de si hoy ellos son de derecha o de izquierda.

Todos rechazan -claramente y por igual- al enorme país oriental, en el que visiblemente no confían y al que califican de “dictadura” y “autoritario” con enorme facilidad y total naturalidad.

Quizás por eso es que los franceses desconfían tanto del recurso a las empresas de China para modernizar la infraestructura básica del país.

En materia de inversiones, los franceses no se desesperan por atraerlas desde el enorme país oriental. Toda una señal, que no se puede dejar de tener en cuenta, por todo lo que ella naturalmente supone y significa.

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

 

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
5

Compartir