EL DIARIO

Miercoles, 5 de Agosto del 2020

“La guerra de los porotos”

Por Emilio Cárdenas, el 17 julio, 2020

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
6

 

Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

Cualquier latino que, por alguna razón, haya vivido alguna vez en los EEUU por un plazo más o menos extendido de tiempo, probablemente conoce los productos de una empresa dedicada -desde 1936- a producir toda suerte de alimentos que, como ciertamente sucede con los “porotos” (o “frijoles”), son típicos de la comunidad latina, esté ella donde esté. Particularmente si sus miembros son de origen cubano.

Me refiero a la empresa “GOYA”, que hoy atraviesa un momento inesperado y muy especial, porque está siendo objeto de un “boicot”, por razones esencialmente políticas.

En efecto, ocurre que su presidente, Robert Unanue, que es un inmigrante hispano y un entusiasta partidario del Partido Republicano, así como un ferviente admirador del presidente Donald Trump se manifestó públicamente en abierto apoyo a Donald Trump.

Es obviamente su derecho, por cierto. Lo que, como veremos, es sin embargo una suerte de pecado muy serio (mortal), que algunos arbitrarios anti-democráticos explotan entusiastamente y no perdonan. Pese a que esta actitud debiera, en rigor, ser más bien un auténtico “boomerang” para ellos.

En un momento realmente muy especial, en el que los EEUU se acercan raudamente a sus elecciones presidenciales del próximo mes de noviembre, en las que los hispanos conforman nada menos que el 13% del total de los votantes con derecho a sufragar (unos sesenta millones de almas, donde un sólido 74% de las cuales, cabe destacar, no es partidario de Donald Trump), “GOYA” parece haberse, de pronto, convertido en un inesperado, pero auténtico, embrollo político.

Simplemente porque su actual presidente, Robert Unanue, comparó a Donald Trump con su admirado abuelo, aquel que fuera el iluminado fundador de la hoy importante empresa alimenticia latina que, por lo demás, tiene un enorme y generoso corazón, desde que practica fuertemente la filantropía, particularmente entre quienes conforman la muy importante comunidad latina de los EEUU.

Mala señal y mala conducta, que impacta adversamente en aquellos latinos que de pronto pertenecen al Partido Demócrata y que hoy apoyan el muy estúpido “boicot”.

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

 

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
6

Compartir