EL DIARIO

Miercoles, 5 de Agosto del 2020

La relación entre los Estados Unidos y China continúa deteriorándose

Por Emilio Cárdenas, el 13 julio, 2020

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
3

 

Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

Los EEUU sostienen, ahora oficialmente, que China procura convertirse en la única super-potencia hegemónica del mundo. Así acaba de confirmarlo el propio Director del FBI, Christopher Wray, en una reciente aparición pública.

En esa peligrosa pulseada, la relación bilateral entre ambas enormes potencias está deteriorándose visiblemente. Lo que es, por lo menos, inquietante.

En ese escenario, de creciente tirantez, China acaba de sancionar, de pronto, a varios funcionarios públicos norteamericanos. Como medida de reciprocidad, luego de que los EEUU, a su vez, sancionaran a un grupo de funcionarios chinos a quienes se les adjudica, bien o mal, la responsabilidad primaria por las detenciones masivas de ciudadanos chinos de raza “Uighur”, esto es de la minoría turkmeno-musulmana tradicional de la región de Xinjiang, en el NO de China, donde anidan reclamos de corte separatista.

Entre los sancionados aparecen los senadores republicanos, Marco Rubio y Ted Cruz.

Las sanciones dispuestas por China son de efecto inmediato e incluyen la prohibición expresa de ingresar al territorio de China. Al establecerlas, China aprovechó la circunstancia para denunciar lo que denominó las actuales “ingerencias” norteamericanas en la traicionada Hong Kong y en la progresista isla de Taiwán.

China sostiene que no maltrata a los “uigures”. Pero se sabe, a ciencia cierta, que aproximadamente un millón de ellos están encerrados en “campos de re-educación”, donde se procura “lavarles el cerebro” con el pensamiento único del Partido Comunista Chino y alejarlos así de su propia identidad distintiva. Según China esa es la única manera de “des-radicalizarlos”.

Esto sucede mientras, en paralelo, se multiplican los incidentes navales que tienen como frecuentes participantes a los buques de guerra de ambos países. Particularmente, en el Mar del Sur de China.

Para la paz y seguridad internacionales esta creciente seguidilla de incidentes entre las dos potencias no es ciertamente tranquilizadora. Pero es la realidad, que no puede desconocerse-

 

 

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
3

Compartir