EL DIARIO

Martes, 11 de Agosto del 2020

Lacalle Pou instó a sincerar las relaciones del bloque dentro del Mercosur

Por El Diario, el 2 julio, 2020

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
Luis Lacalle Pou, Carolina Ache y Azucena Arbeleche - Foto Presidencia

Luis Lacalle Pou, Carolina Ache y Azucena Arbeleche – Foto Presidencia

Durante su participación en una nueva edición de la Cumbre del Mercosur, en la que Uruguay asume la presidencia temporal, el mandatario Luis Lacalle Pou hizo énfasis en la necesidad de sincerarse en cuanto a las relaciones del bloque, apelando al consenso pragmático. Manifestó que es importante avanzar en aquellas acciones que los Gobiernos estén dispuestos a concretar.

La Cumbre contó con las exposiciones además de los presidentes de los Estados partes del bloque: Mario Abdo Benítez de Paraguay; Jair Bolsonaro de la República Federativa del Brasil, y Luis Lacalle Pou de la República Oriental del Uruguay.

También expusieron los mandatarios de los Estados asociados Jeanine Añez del Estado Plurinacional de Bolivia; Sebastián Piñera de Chile, e Iván Duque Márquez de Colombia.

Fueron invitados especiales el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell, y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.

“Antes que nada agradecerle al presidente de Paraguay, Mario Abdo, esta presidencia pro tempore tan sui generis que lo obligó a participar en el bloque de una manera distinta y única porque no es fácil darle continuidad a temas que nos unen y nos preocupan”, expresó al inicio de su oratoria el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, en la Cumbre de Presidentes del Mercosur y Estados Asociados, realizada este jueves 2 mediante videoconferencia en la cual Uruguay recibió de Paraguay la presidencia pro tempore.

Desde el piso 8 de la Torre Ejecutiva, el mandatario estuvo acompañado por el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado; la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, y la ministra interina de Relaciones Exteriores, Carolina Ache. Remarcó que la pandemia de COVID-19 no detuvo el accionar del bloque puesto que se concretaron 150 reuniones virtuales en las que se adoptaron más de 50 normas.

Lacalle Pou recordó que el Mercosur está por cumplir 30 años, un proyecto que definió como ambiciosos porque quería resolver en cuatro años cuestiones que la Unión Europea trabajó durante 33 años, en un contexto de resurgimiento democrático, inestabilidad económica y poco crecimiento económico.

Con avances y retrocesos, confirmó el compromiso del país con el acuerdo y subrayó que los integrantes del bloque “debemos de ser ‘mercorrealistas, sincerar las relaciones entre nuestros Estados primero puertas adentro”. Para el mandatario, hay que trabajar en la zona de libre comercio, consolidar el trato nacional de los productos y perfeccionar la unión aduanera.

Lacalle remarcó el esfuerzo en el combate al COVID 19.  “En las crisis se demuestra la realidad de la vocación humanitaria de las naciones y el Mercosur ha estado a la altura de las circunstancias”, afirmó. En su exposición se refirió al Mercosur social, educativo, sanitario y de políticas de frontera, punto en el cual recalcó que, en estos tiempos en los cuales las fronteras eran un riesgo, impulsaron un trabajo en común entre los gobiernos y los pueblos.

El mandatario indicó que en estos años se aceleró la interconexión logística y que Uruguay quiere impulsar la hidrovía del Rio Uruguay, para lo cual conversó con el presidente de Argentina, Alberto Fernández, y si surgiera avances lo hará con el su par de Brasil, Jair Bolsonaro. “Tenemos un río esperándonos para poder ser más eficiente y eficaces el traslado de nuestros productos y gente”, sostuvo. Además instó a promover el desarrollo vial, ferroviario y energético. Por otra parte, subrayó que esta región tiene en la conservación ambiental un deber moral para las nuevas generaciones.

Lacalle Pou reafirmó interés por suscribir acuerdos comerciales entre el Mercosur con otros países

Otro sinceramiento al que hizo referencia en su intervención es en el campo de las relaciones internacionales. En el afán de los países de protegerse de la enfermedad, explicó el mandatario uruguayo, podía derivar inconscientemente en un proteccionismo que es propio de épocas pasadas y puede ser una tentación para algunos países, sobre todo los  más grandes.

“El Mercosur tiene que aprovechar y el deber de terminar lo que ha empezado. No debe haber peor señal global que no terminar los procesos que llevan tantos años de negociación, y estamos en la recta final. Por eso de ser posible en estos meses tenemos que firmar con la Unión Europea y con el Acuerdo de Libre Comercio Europeo (EFTA)”, señaló. Luis Lacalle Pou aseguró el compromiso de la presidencia pro tempore por trabajar con el gobierno de Alemania para acelerar la firma y la ratificación del acuerdo.

También describió que debe haber una intención de avanzar en otros acuerdos, puntualmente con Corea del Sur, y enfatizó que la visión uruguaya “es positiva” porque hay convencimiento que es fructífero para el bloque regional. También señaló que es mejor no avanzar si no hay disposición a terminar un proceso. “Somos gobernantes circunstanciales que podemos tener distintas sensibilidades y tener ideologías distintas, no podemos estar cada cinco o cuatro años variando el sentir y el derrotero de nuestros pueblos por una cuestión ideológica distinta”, definió.

Sobre la relación con Estados Unidos y China, enfatizó que no se puede caer en la falsa dicotomía de estar más cerca de uno o del otro porque los países que triunfaron en el desarrollo han estado cerca de los dos.

Recordó su conversación con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, a favor de la posibilidad de iniciar un diálogo para recorrer el camino hacia la suscripción de un tratado de libre comercio. Además repitió que se debe impulsar el dialogo con China porque el gigante asiático manifestó la vocación de profundizar la relación con Mercosur. “Creo que hay una especie de omisión del bloque en responder adecuadamente esta formalidad”, opinó.

Sobre el tema, aseveró que Uruguay tiene una  convicción que será de fortalecimiento para la región, pensando sobre todo en el año 2050, donde China y Asia serán demandantes de alimentos, producción típica de nuestra región que ostenta un enorme desarrollo científico, innovador y tecnológico.

El presidente reafirmó que el bloque toma decisiones por consenso pero que no puede significar lentitud y por eso debe ser pragmático con la capacidad de análisis, prevención, reaccionar y avanzar en los tiempos mundiales.

“El gran paragua que es el Mercosur nos sirve e involucra, nos agranda, nos hace tener un peso universal mayor, pero lo que no puede hacer es frenarnos. No podemos quedarnos en la vera del camino en un mundo tal veloz y vertiginoso. Uruguay apuesta al Mercosur real no al del papel, al bloque que realmente interactué y que los uruguayos vean que en la región y dentro de nuestros países el comercio se incremente”, dijo.

La posición argentina.- Por su parte el Presidente argentino Alberto Fernández señaló la “necesidad de que integremos una Nación única a nivel regional” para enfrentar el desafío de “construir un mundo más equilibrado”. Lo hizo en la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados, que por primera vez en la historia se realizó de forma virtual por medio de videoconferencia debido a la pandemia de coronavirus, publicó la Casa Rosada en su página web.

“Pensar el Mercosur significa entender que estamos absolutamente obligados a buscar un destino común porque los pueblos nos exigen que así sea”, dijo el mandatario argentino y añadió: “América Latina, por origen y por destino, está llamada a ser una región única y absolutamente integrada”.

“Somos el continente más desigual en la distribución del ingreso, y nos toca afrontar ese desafío sabiendo que estamos ante la mayor crisis mundial”, describió Fernández desde la residencia de Olivos, donde estuvo acompañado por el canciller Felipe Solá y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

“Estoy aquí para que nos unamos y trabajemos más juntos que nunca”, señaló el Presidente y convocó a sus pares de la región a ver “cómo asumimos el desafío de construir un mundo más equilibrado; y antes, cómo empezamos a ponerle fin a la desigualdad que lastima día a día a América Latina”.

Más adelante expresó: “Espero que en no mucho tiempo más superemos esta pandemia, la vamos a superar con el mundo, no solos, porque como bien dice el Papa Francisco aquí nadie se salva solo”.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

Compartir