EL DIARIO

Martes, 14 de Julio del 2020

La India deja de lado su “neutralidad” y se une con las democracias en la “Nueva Guerra Fría” abierta entre Occidente y China

Por El Diario, el 24 junio, 2020

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
12

 

Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

Después del reciente incidente no-armado entre las fuerzas militares chinas y las de la India, que insólitamente arrojara veinte muertos -a palazos- entre los militares de la India, este último país que, con sus 1.400 millones de habitantes, ha estado tradicionalmente enrolado en una posición de neutralidad y “no alineamiento”, se está ahora acercando muy rápidamente al frente de las democracias más estables del mundo, el conformado inter alia por los EEUU, la Unión Europea y países tan distintos como lo son Australia, Chile, Japón, Perú, Nueva Zelanda o Uruguay.

Estamos, entonces, frente a un cambio geopolítico que no es para nada menor, por cierto. Y a una nueva “guerra fría” que ahora tiene como protagonista centrales a China, por una parte y a las referidas democracias, por la otra.

Naredra Modi, el muy nacionalista premier indio, ha sido claramente humillado por China. Por esto, hoy no parecería tener otra opción que apoyarse en el bando que, enfrentado a China, le disputa activamente el poder político en el escenario internacional.

Ocurre, además, que China, que hoy, en busca de hegemonía tiene una economía cinco veces más poderosa que la de la India y fuerzas militares mucho más modernas, luce hostil respecto de la India. Por esto, ha conformado una verdadera “entente política regional” con Pakistán, un país vecino con el que la India ha mantenido toda suerte de conflictos y, en el tiempo, distintos enfrentamientos e incidentes armados y hasta breves guerras. Y ha seducido, comercialmente, a Sri Lanka, Myanmar, Bangladesh y Nepal.

Hay quienes anticipan que si Joe Biden derrotara a Donal Trump en las elecciones presidenciales norteamericanas del próximo mes de noviembre, hasta podría intentar consolidar una alianza estratégica con la India, para así intentar equilibrar políticamente a Asia.

Y, militarmente, la cooperación de la India con Australia y Japón luce como algo realmente inevitable. Particularmente, cuando la diplomacia china ha endurecido sus mensajes y muestra ahora frecuentemente los dientes en conflictos de soberanía como los que afectan al Mar del Sur de China o a la isla de Taiwán.

El tema no es obviamente menor. China, Japón, la India y los Estados Unidos son hoy las cuatro economías más grandes del mundo. Ningún conflicto entre ellas es, para los demás, tan sólo un tema ajeno.

 

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

 

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
12

Compartir