EL DIARIO

Martes, 14 de Julio del 2020

Perú y la guerra de Malvinas

Por Emilio Cárdenas, el 16 junio, 2020

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
181

 

Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

La inconsulta decisión del General Leopoldo Gualtieri de invadir por la fuerza las Islas Malvinas el 2 de abril de 1982 provocó, como era de suponer, una breve, pero intensa y dura guerra entre Gran Bretaña y la Argentina, en la que perecieron 649 efectivos argentinos y 255 soldados y marinos británicos.

Lo sucedido dejó huellas muy profundas entre la Argentina y los países de la región que, de alguna manera, se involucraron también en el conflicto.

Chile eligió, lamentablemente, apoyar efectivamente a los británicos, a quienes brindó permanente aunque solapada información sobre los movimientos militares argentinos, en la que fuera una decisión torpe, que ha dejado heridas muy profundas y que naturalmente costará enormemente olvidar.

Perú, en cambio, decidió tratar de ayudar de distintas maneras a la Argentina. Su presidente, Fernando Belaúnde Terry, intentó primero -sin éxito- mediar directamente en la disputa con un plan basado en el retiro de las Islas de los contingentes militares de ambas partes, el cual, no obstante, fue finalmente rechazado por el entonces presidente “de facto” del gobierno argentino.

No sólo eso, se sabe que Perú también cedió nada menos que 10 aviones “Mirage” a la aviación de la Argentina. A lo que sumó compras de armas y pertrechos militares en Israel, a nombre de Perú, pero con destino final en la Argentina. Una actitud noble, bien distinta a la referida conducta chilena. Por lo que ella deberá, en cambio, ser siempre reconocida por nuestros conciudadanos.

Esto es detallado en una muy interesante nota de José Artete, aparecida en el cotidiano “La República”, de Lima, el 2 de abril de 2019.

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
181

Compartir