EL DIARIO

Martes, 11 de Agosto del 2020

El presidente uruguayo descarta, de plano, subir impuestos como consecuencia de la pandemia

Por Emilio Cárdenas, el 19 mayo, 2020

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
1

 

Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

A diferencia del pensamiento público del muy poco experimentado presidente argentino, Alberto Fernández, su joven par uruguayo, Luis Lacalle Pou, que comanda una multicolor coalición compuesta por cinco distintos partidos políticos, es de opinión que subir impuestos a la salida de la pandemia del “coronavirus” es simplemente “imposible”.

Sería, sostiene, un error. Y agrega, para que no queden dudas, que “está dispuesto a una renuncia fiscal, para así reactivar la economía”. Clarísimo.

Tiene, creemos, toda la razón. Pero su colega, Alberto Fernández, que de economía sabe bastante poco, cree precisamente todo lo contrario. Y encabeza a un país como la Argentina que, por su propia conducta e historia, lo cierto es que, lamentablemente, ya no tiene acceso al crédito externo. Lo que, en estas duras circunstancias, obra naturalmente a la manera de una limitante, bien severa.

Es más, el presidente Luis Lacalle Pou cree que es necesario generar “estímulos” (lo contrario de gravar con tributos y/o aumentar la presión tributaria) para así generar fuentes de trabajo. Y lo dice, con convicción, abiertamente. Sin perjuicio de agregar que su administración seguirá “siendo austera”, como es tradicional en Uruguay.

Dos visiones y dos realidades históricas. Disímiles.

Ambos países, sin embargo, con la necesidad de transitar -ya mismo- una etapa económico social que promete ser particularmente dura y que se aproxima inexorablemente. Comandados con dos criterios y visiones claramente diferentes y con dos recetas prácticas que lucen muy distintas. El tiempo dirá quién de los dos tuvo razón.

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
1

Compartir