EL DIARIO

Sabado, 4 de Abril del 2020

A cada santo una vela

Por Emilio Cárdenas, el 24 marzo, 2020

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
1

 

Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

La gestión del presidente Mauricio Macri en materia de relaciones internacionales culminó con una alta deuda externa de nuestro país, incluyendo con los organismos internacionales. Cuando un Estado no cumple con el pago de las cuotas que le corresponden en los foros multilaterales su imagen sufre, por lo que esos incumplimientos significan como “falta de compromiso”. Por eso el disgusto del canciller Felipe Solá con la situación referida es absolutamente comprensible. El atraso, a su llegada, era de 150 millones de dólares en concepto de contribuciones y cuotas a los organismos internacionales. Ese importe fue consecuencia de un atraso en los pagos de nada menos que tres años. La mora existía respecto de las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud, la Organización Internacional del Trabajo, la FAO, UNESCO, la Corte Penal Internacional, etc. Por esto el título de esta nota es: “a cada santo una vela”.

 

La Secretaría General de las Naciones Unidas, cansada, había ya intimado a nuestro país, amenazándolo con la pérdida de voz y voto en la Asamblea, conforme a lo dispuesto en el artículo 19 de la propia Carta de las Naciones Unidas. Una vergüenza y un enorme desprestigio para nuestra República, respecto del cual no se puede permanecer en silencio.

 

Lo mismo sucedía con los organismos regionales de los que formamos parte, y con los trabajos de dragado del río de la Plata y del río Uruguay.

 

Es hora de remediar esa costumbre de atrasarse en los pagos a los organismos internacionales y regionales. Para ello es necesario ser trasparentes y animarse a publicar cada 180 días en el Boletín Oficial de la Nación la situación de las cuotas y contribuciones que debemos. Nuestra Cancillería debiera estar encargada de esa tarea, de modo que todos los ciudadanos tengan conocimiento de cuál es la conducta real de su propio país, cuando de pagar en tiempo las cuotas  y contribuciones en cuestión se trata.

 

Los atrasos no tienen nada de “avivadas”. Por el contrario, ensucian la imagen que la República Argentina debiera tener frente a la comunidad internacional.

 

 

 

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

 

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
1

Compartir