EL DIARIO

Sabado, 4 de Abril del 2020

Nuevo gobierno de Uruguay cumple rápidamente con promesas de campaña en política internacional

Por Emilio Cárdenas, el 17 marzo, 2020

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
1

 

Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

Cumpliendo con lo expresamente prometido durante la reciente campaña electoral por el nuevo presidente uruguayo, Luis Alberto Lacalle Pou, el Canciller del país vecino, Ernesto Talvi, informó el 11 de marzo pasado al canciller de Ecuador, José Valencia, que Uruguay (i) abandonará a UNASUR y (ii) se unirá nuevamente al “Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR)”.

UNASUR, cabe recordar, fue una fallida creación de Néstor Kirchner, Hugo Chávez, Evo Morales, “Lula” da Silva y Rafael Correa que -con ella- pretendían excluir completamente a los Estados Unidos del diálogo regional. Así el mencionado Néstor Kirchner proyectó ideológicamente sus muy conocidos y fuertes resentimientos y reservas contra el país del norte.

Pero, en los hechos, lo cierto es que la UNASUR dejó ya de funcionar y que, por ende, ya no está operativa, sino más bien: “ausente con presunción de fallecimiento”. La decisión oriental obra como una suerte de partida formal de defunción. Hoy sólo “permanecen” en ella, simbólicamente, Venezuela, Guyana y Surinam.

El objetivo real de la izquierda latinoamericana de reemplazar a la OEA -que hoy conduce, desde su Secretaría General, el ex canciller uruguayo Luis Almagro- con UNASUR nunca se cumplió. Por esto ciertamente, el diálogo regional aún incluye a los Estados Unidos.

Uruguay está, queda visto, rápidamente girando hacia el centro y dejando evidentemente de lado el frustrante enfoque de perfil izquierdista que prevaleciera durante las tres anodinas gestiones presidenciales consecutivas de la hoy decaída izquierda oriental.

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
1

Compartir