EL DIARIO

Domingo, 5 de Julio del 2020

El México a no imitar, nunca.

Por Emilio Cárdenas, el 17 enero, 2020

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
6

 

Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

Durante la campaña electoral que lo condujera a la presidencia de nuestro país, Alberto Fernández generó la impresión de querer “emular” la política económica de México. Sin conocerla demasiado, claro está, y con algún grado de romanticismo ilusorio.

Nuestro presidente, es obvio, no es un hombre “de mundo”. Es más bien, un personaje “de cabotaje”. Su propio aspecto personal, con un cierto dejo de perimido “malevo tanguero”, así lo denuncia. Pero esto es, obviamente, opinable. Y es naturalmente su legítimo derecho el de elegir como quiere lucir personalmente y actuar.

Pero, volviendo a México, cabe señalar que su economía, crea lo que crea Alberto Fernández, está en recesión. Y que parecería que lo estará asimismo en todo el 2020.

Pero, mirando más de cerca a México, hay allí un alerta tan serio como imprescindible de tener en cuenta: el de la enorme violencia interna, problema que México no ha resuelto. Para nada. Ni parece estar cerca de poder hacerlo.

El año pasado, en México hubo 967 asesinatos violentos por día, de mujeres solamente. Incluyendo feriados, sábados y domingos. Casi cuatro “femicidios” por hora, entonces. Hablamos de una enorme y absurda sangría, obviamente. De una desgracia nacional, aún no resuelta.

Las causas de esa horrible epidemia de muertes femeninas tienen, en principio, que ver con el narcotráfico y con el crimen organizado, que con frecuencia orbita en su derredor. Pero también llama la atención la intensidad de la “violencia de género”, que desde la asunción de López Obrador, como hemos apuntado, se ha cobrado casi mil vidas femeninas. La violencia anida aparentemente en todas partes. Incluyendo cerca de los incansables flujos migratorios ilegales, que presionan muy fuerte y constantemente desde Centro América.

Pero el crimen organizado no se ha afincado solamente en las zonas mexicanas de frontera. En México lo ha inundado todo. Y ese es el gran drama.

Cuando se cumple el primer aniversario de la gestión presidencial que está en curso, a cargo de Andrés Manuel López Obrador, las cosas –en esto- no han todavía mejorado nada.

Para tener en cuenta, por cierto y por grave. La lucha contra el crimen es imperiosa y, para todos los gobernantes, es además obligatoria. Pero lo cierto es que el éxito no está nunca asegurado. Desgraciadamente.

 

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
6

Compartir