EL DIARIO

Sabado, 22 de Febrero del 2020

Las fuerzas del “Estado Islámico” aún operan activamente en el “Sahel”

Por Emilio Cárdenas, el 11 enero, 2020

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
Emilio Cárdenas

Emilio Cárdenas

Pese a la muerte de su ex líder, Abu Bakar al Baghdadi, el llamado “Estado Iislámico” sigue configurando una enorme preocupación en la zona africana denominada “Sahel” (palabra árabe que quiere decir “borde” o “costa”), que incluye el sur de Mauritania, Senegal, Mali, Burkina Faso, Niger, el norte de Nigeria y Camerún.

Hablamos de una amplia franja territorial de unos 4 millones de kilómetros cuadrados, que se extiende, cual ancho cinturón, al sur del desierto de Sahara. Desde el Océano Atlántico, en el oeste de África, hasta el llamado Nilo Blanco, al este del Continente Negro, en donde se encuentra Eritrea.

Es una región mayoritariamente islámica, así como una de las zonas más pobres del planeta y, por ello, una de las más inestables políticamente y en materia de seguridad personal. Tan es así, que algunos se refieren gráficamente a ella como al “Cinturón del Hambre” en el mundo. Se trata de territorios que fundamentalmente fueron antiguas colonias francesas, en los que aún viven –en el atraso- algunos pueblos, en condiciones paupérrimas.

Las milicias del llamado “Estado Islámico del Gran Sahara”, que tienen la iniciativa en los actuales enfrentamientos bélicos acaban de atacar frontalmente a las fuerzas militares de Mali en Indelimane, poniendo así, una vez más, en clara evidencia la impotencia e ineficacia real de las fuerzas francesas de protección estacionadas en la zona que conforman la fuerza denominad “Barkhane” y actúan con la misión de “estabilización” de las Naciones Unidas en Mali.

Allí murieron recientemente 49 soldados de Mali. Tres grupos de milicianos que se desplazaban en motos y camionetas, de un centenar de hombres cada uno de ellos, tuvieron a su cargo la acción terrorista que fuera realizada sorpresivamente, en horas del amanecer. Culminado que fuera su veloz e inesperado ataque, ellos se refugiaron en algún rincón de Níger controlado por sus aliados locales La confrontación ha probado, una vez más, ser abiertamente frontal.

La importante intervención militar francesa en la zona que comenzara en el 2013, había ciertamente creado una sensación de triunfo, pero las cosas desde entonces se han deteriorado mucho y las preocupaciones por la ola de violencia e inestabilidad están nuevamente flotando, ante la vista de todos, y la aparente impotencia de las fuerzas que están encargadas de controlarlas se están confirmando.

El “Sahel” es una de las zonas más frágiles e inestables del mundo actual y ciertamente también una de las más peligrosas para la paz y seguridad del Continente Negro, en la que las chispas se transforman fácilmente en fuego.

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

Compartir