EL DIARIO

Lunes, 15 de Octubre del 2018

“Navegantes” es el nombre del nuevo Grupo Político liderado por Valenti

Por El Diario, el 28 septiembre, 2018

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
41

A través de la plataforma change.org se invita a adherirse al nuevo Grupo Político a través de la recolección de firmas, la cuales hasta el día de hoy llegaban a 367 personas.

La proclama de adhesión es la siguiente;

Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo, Sino que primero has de evocar en los hombres el anhelo de mar libre y ancho”.  Antoine de Saint-Exupéry

Uruguay debe y merece ser una república, de la libertad, la democracia, el trabajo, la creación y la justicia social. Para ello es imprescindible hacer política.

Debemos ser los ciudadanos que nos apropiemos de la política. No nos resignemos a que la política sea una feroz disputa por los cargos y los privilegios. No queremos dejar la política en mano de los burócratas.

No queremos votar por el mal menor, entre un bipartidismo esquemático y superado que ya demostró sus enormes limitaciones para afrontar los nuevos y viejos problemas del Uruguay.

Nos indignamos por las inmoralidades y la corrupción. Se deben erradicar de todos los partidos, hay que tener nuevas leyes, fortalecer instrumentos como la JUTEP para librar un combate permanente por la moralidad del país entero. No se puede combatir adecuadamente el delito si arriba se convive con la corrupción.

No aceptamos ninguna impunidad.

No queremos que la palabra democracia se degrade, nos costó demasiado conquistarla por eso no aceptamos la justificación de las dictaduras en ninguna parte del mundo, en particular en nuestra América Latina, ni por razones ideológicas y menos para defender intereses, como en el caso de Venezuela.

Queremos otras prioridades, por ejemplo la energía que renovó su matriz y debería estar al servicio de la producción es hoy una fuente de recaudación fiscal; la integración financiera no está al servicio del ciudadano sino de los bancos, las ventajas para las inversiones no deben ser solo para los gigantes sino para las empresas y en particular las PYMES uruguayas.

La política es fundamental en todo el mundo, pero es vital para el Uruguay. La identidad de los uruguayos se construyó con las ideas de grandes pensadores y luchadores como José Artigas, José Pedro Varela, José Batlle Ordoñez, Wilson Ferreira Aldunate y Liber Seregni.

Para construir un Proyecto Nacional en la economía, en la sociedad, en la educación, en la seguridad, en  la justicia, en la cultura y en la salud hace falta construir entre todos un nuevo relato nacional.

Para ello las fuerzas políticas deben apelar al gran potencial intelectual, cultural y técnico que tiene el Uruguay. Y no creerse que aplastándonos cada cinco años con mamotretos de promesas lograremos ese nuevo impulso hacia los cambios. Para que lo bueno no se vuelva atrás.

El país reclama nuevos y más profundos cambios, para la producción, para la estabilidad y el crecimiento del empleo, para los nuevos y viejos emprendimientos y para calificar el trabajo como la única herramienta de transformación y crecimiento y la mejor política social. Cambios por la libertad y una mayor justicia social. Y para desarrollarnos debemos sumarnos a la economía del conocimiento, sin falta.

Cambios en la educación, porque no se resuelve la situación actual sumando diagnósticos, necesitamos urgentes cambios que rompan el inmovilismo y que prioricen la educación pública a todos los niveles. Hay fuerzas y posibilidades para iniciar ese proceso. Los cambios en la educación no serán indoloros, hay fuertes intereses en mantener la actual situación.

Cambios en la seguridad, que tiene causas sociales, en la marginación de una parte de la sociedad, en especial de niños,  adolescentes y jóvenes, que requieren de políticas sociales focalizadas y no de los actuales políticas sociales fracasadas, pero también debemos actuar a nivel de la policía, de las cárceles, de la fiscalía y de la justicia. Y no en una distribución permanente de las responsabilidades. Y se puede, de situaciones mucho peores hemos salido los uruguayos.

Queremos dar junto a la mayoría de la sociedad civil uruguaya una batalla por el valor del trabajo bien hecho, por la convivencia y el respeto a la diversidad, contra la violencia de todo tipo, en resumen una lucha frontal por la integración.

En este breve resumen hay tres cosas que nos impulsan hacia adelante: el rechazo a los errores sin autocrítica y el abandono de los principios fundacionales del FA; nuestras ideas progresistas y de izquierda y la firme decisión de no volver atrás votando el pasado, ni de estancarnos en este presente.

Por eso nos hemos decidido a salir a la intemperie, a navegar, a poner rumbo a puertos que son difíciles de alcanzar. Vale la pena el esfuerzo. Y para ello nos convocamos. Somos…                                                                                               

                                                                                        navegantes

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
41

Compartir