EL DIARIO

Lunes, 12 de Noviembre del 2018

Mambrú se fue a la Guerra

Por Emilio Cárdenas, el 7 abril, 2018

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
1

 

Sobre la frontera sur de los Estados Unidos flota una preocupación aún no resuelta por el gobierno norteamericano: la de la inmigración latina ilegal.

 

No se trata ya de mexicanos que, en busca de un mejor nivel de vida procuran emigrar a los Estados Unidos. Esto ya no es así. La mejoría de la economía mexicana es responsable de la desaparición de ese flujo. No obstante, el flujo latino continúa, aunque ahora se trata fundamentalmente de centroamericanos que escapan a la violencia y a la pobreza. Sobre todo hondureños, salvadoreños y guatemaltecos.

 

Para eso procuran ingresar clandestinamente a los Estados Unidos, a través de México. En este mismo momento una caravana de más de 1.000 migrantes avanza lentamente hacia el norte. El gobierno mexicano reaccionó tardíamente procurando evitar su desplazamiento cuando ya estaba cerca de lograr su objetivo. Existe un grupo denominado “Pueblo sin Fronteras” que, año a año, organiza esas columnas a cuyos integrantes define “ex ante” como refugiados.  La columna incluye ancianos, mujeres y niños y genera compasión.

 

Preocupado por la presión de los migrantes sobre la frontera norteamericana, Donald Trump acaba de tomar la decisión de enviar a la Guardia Nacional a auxiliar a las policías fronterizas.

 

Esto es nada menos que militarizar la frontera sur como respuesta a la presión migratoria.

 

El “enemigo” de los soldados norteamericanos está compuesto esencialmente por familias campesinas centroamericanas. Esa es la amenaza respecto  de la cual Trump está actuando acompañado de su secretaria de defensa, Jim Mattis.

 

Como es su costumbre, Trump acompaña la acción que despliega con una catarata de “tweets” con la que procura explicar lo que está haciendo.

 

En paralelo, la cadena Fox de noticias, la preferida de Donald Trump, cubre activamente el avance de la columna de migrantes, confiriendo así una dosis adicional de dramatismo a lo que sucede.

 

Mambrú, queda visto, se fue a la guerra. Encantado. Como John Churchill, Lord Marlborough, en el siglo XVIII, en su pelea contra los franceses con motivo de la Guerra de Sucesión española, en la que Inglaterra irrumpió en procura de contener las ambiciones de Luis XIV, el Rey Sol. Notable.

 

 

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
1

Compartir