EL DIARIO

Viernes, 20 de Abril del 2018

Se Aproxima una Fraudulenta Elección Presidencial Venezolana

Por Emilio Cárdenas, el 16 marzo, 2018

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
4

 

Nicolás Maduro acaba de convocar a elecciones presidenciales en Venezuela. Primero para el próximo 22 de abril. Enseguida, para el mes de mayo. La oposición, unificada en la llamada “Mesa de Unidad Democrática”, las ha definido, con razón, como un “show del propio gobierno, para aparentar legitimidad”. Y como una “farsa” orquestada “en medio de la agonía y del sufrimiento de los venezolanos”. Y pareciera efectivamente ser así.

Por eso, la oposición ha condicionado expresamente su participación al cumplimiento de algunas condiciones sensatas, que Nicolás Maduro previsiblemente no aceptará. Porque quiere ganar esas elecciones, cueste lo que cueste. Incluyendo la posibilidad del fraude.

Ellas están contenidas en la Declaración de los Cancilleres de Bolivia, Nicaragua, San Vicente, México y Chile del 2 de diciembre pasado. Y son: (i) que ellas tengan lugar en el segundo semestre de este año; (ii) que se conforme un Consejo Nacional Electoral equilibrado, en reemplazo de los actuales funcionarios, que son apenas “falderos” de Nicolás Maduro; (iii) que haya misiones de observación internacionales que sean realmente independientes y vigilen todas las fases de la compulsa electoral ya convocada; (iv) que se permita a los venezolanos que hoy están en el exterior votar en las próximas elecciones presidenciales; (v) que haya un acceso igualitario a los medios de comunicación; (vi) que se dejen sin efecto las ilegales inhibiciones que han sido impuestas a los partidos de la oposición y a sus políticos, de modo que puedan ser candidatos; y (vii) que se organicen auditoría técnicas, para garantizar la transparencia y la confiabilidad del proceso electoral, que hoy están totalmente ausentes.

Por el momento, Nicolás Maduro puede tener enfrente a un candidato sólo. Se trata del patológico Henri Falcón, de Avanzada Progresista, un notorio ex chavista que, por esta razón, genera de inmediato una cuota de inevitable desconfianza, en muchos. Es el “partenaire” ideal para Nicolás Maduro. Las encuestas, pese a todo, le asignan o Falcón algo así como un 43% de intención de voto, contra apenas un escaso -y hasta casi vergonzoso- 21,7% para Nicolás Maduro.

Maduro sabe que si sigue adelante tramposamente, su actual situación de claro aislamiento regional crecerá. Pero está presumiblemente dispuesto a pagar ese costo, con tal de generar las condiciones mínimas que le permitan seguir insistentemente aferrado al poder que ciertamente detenta.

Por esto la monumental “farsa” política que ha sido montada por Nicolás Maduro puede seguir adelante. El resultado de la elección que se acerca no parecería capaz de alterar el fracasado experimento marxista en Venezuela, que ya ha sumido a su pueblo en la pobreza extrema y destruida su democracia, hasta hacerla absolutamente irreconocible.

 

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
4

Compartir