EL DIARIO

Jueves, 19 de Octubre del 2017

Perfiles del “Milagro Venezolano”

Por Emilio Cárdenas, el 1 octubre, 2017

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
31

 

Venezuela es un país fundido, donde todo escasea. Cómo se pudo transformar a una nación que tiene las reservas de hidrocarburos más importantes del mundo (incluyendo a Arabia Saudita) no es un misterio. Con el populismo y su consecuente dirigismo económico y la presencia del Estado en la propiedad de importantes medios de producción, mecanismo a través del cual, además, Venezuela se ha transformado claramente en el país más corrupto de América Latina. En una vergüenza.

En el 2001, a la llegada de los “bolivarianos”, Venezuela tenía 74 empresas públicas. Hoy tiene 526 empresas públicas. Esto es, más de siete veces más. Entre ellas: PDVSA y Corpoelec. Las pérdidas directas que esto genera son siderales y se calculan en unos 400 millones de dólares anuales. A lo que hay que sumar el drama de la cleptocrática corrupción que florece en ellas y, además, también en todo su derredor.

PDVSA, sola, pierde unos 240 millones de dólares por año. Corpoelec, por su parte, otros 45 millones de dólares anuales. Y ambas ahora prestan un servicio lamentable.

Venezuela tiene diez veces más empresas públicas que la Argentina y cuatro veces más que Brasil. Lo que es un absurdo total.

A lo que naturalmente hay que sumar la horrible incapacidad de gestión de la administración de Nicolás Maduro y el constante ordeñar al estado por parte de la cada vez más costosa casta bolivariana gobernante. Tan es esto así que en 1999 Venezuela producía el 99,96% del azúcar que consumía. Hoy produce sólo el 25,6%. Con la producción de café estatizada en un 80%, Venezuela ahora tiene una escasez de café del 84%. Increíble. Pero estos son apenas algunos perfiles del “milagro” bolivariano en un país en el que ahora, salvo la privilegiada “elite” bolivariana, todos son pobres. Ese aparentemente era el objetivo real del chavismo. Empobrecer a la sociedad para así quedarse con el país.

 

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
31

Compartir