EL DIARIO

Miercoles, 13 de Diciembre del 2017

La Línea Roja Israelí a la Presencia de Irán en Siria

Por Emilio Cárdenas, el 18 septiembre, 2017

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

 

Como consecuencia del conflicto armado que azota a Siria, Irán ha consolidado su presencia en ese país. Con tropas propias, milicias shiitas provenientes de Irak y con los experimentados milicianos que le aporta Hezbollah. Para Israel, esa presencia es ciertamente intranquilizadora. Muy especialmente porque los iraníes están ahora empeñados en fabricar misiles y armas químicas en el Siria. Hablamos del llamado misil S60, que ha comenzado a ser producido en las instalaciones militares de Al Tala’i, ubicado a unos 70 kilómetros de la base aérea de Latakia, desde donde –además- los bombarderos y misiles S400 rusos operan en el cielo sirio.

 

Preocupado por lo antedicho, la semana pasada aparentemente Israel envió sus aviones F35 a bombardear las referidas instalaciones. La operación o no fue detectada por los radares rusos o contó con algún tipo de aprobación previa por parte de la fuerza aérea rusa. Algunos creen que éste fue uno de los temas de la agenda de la discreta reunión que mantuvieran el 23 de agosto pasado el presidente ruso Vladimir Putin, y el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu, en la ciudad de Sochi.

 

A lo que cabe agregar que Israel bombardeó la fábrica de armas no convencionales siria emplazada al oeste de la ciudad de Maysaf, porque contenía un depósito de misiles suministrados a Hezbollah por Irán. Se estima que el inventario misilístico que está hoy en poder de esa organización es del orden de los 150.000 proyectiles. Cuando el enfrentamiento entre Israel y Hezbollah del 2006, ésta última disparó unos 4.000 misiles contra Israel. Hoy las cosas serían mucho más serias e Israel es ciertamente consciente del peligro que enfrenta.

 

A lo que cabe agregar que Israel bombardeó la fábrica de armas no convencionales siria al oeste de la ciudad de Maysaf, porque contenía un depósito de misiles suministrados a Hezbollah por Irán.

 

Por razones de seguridad, Israel parece no estar dispuesto a permitir que, aprovechando el caos sirio, Irán siga no sólo abasteciendo de misiles a Hezbollah sino que intente que Hezbollah los pueda producir en el Líbano y en Siria, sin límite alguno. Lo que es más grave. El mensaje israelí es claro y tiene tres destinatarios. El primero es naturalmente Siria. Pero se dirige también a las autoridades de Rusia y a las de Irán.

 

De alguna manera lo que ocurre hace recordar lo sucedido hace ya 10, años cuando Israel destruyó los dos reactores nucleares instalado en Al Kibar que estaban entonces siendo construidos con el asesoramiento técnico de Corea del Norte.

 

Es cierto, Israel ha logrado no ser absorbido directamente por el conflicto armado en Siria. Pero es evidente que, preocupado por su seguridad y sin hacer demasiada bulla, ha trazado la línea roja descripta y está actuando en función de ella. Con su firmeza de siempre en el andar.

 

 

 

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

 

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

Compartir