EL DIARIO

Domingo, 19 de Noviembre del 2017

“Venezuela: el regreso de las dictaduras militares de los 70”

Por El Diario, el 30 mayo, 2017

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

De la mano de Venezuela y con Nicolás Maduro como obvio testaferro, las dictaduras militares que abundaran en la América Latina de los 70 están hoy nuevamente de regreso. Los militares controlan -sin lugar a dudas- a Venezuela, donde Nicolás Maduro les debe nada menos que su supervivencia. Y un “tufillo” a narcotráfico se ha apoderado del país caribeño. América Latina observa, incrédula, como los militares venezolanos están masacrando a su pueblo en las calles de las principales ciudades de Venezuela, impunemente.  Unas 50 muertes a balazos en sólo cuatro semanas así lo certifican. De horror. Pero así son las cosas. Ese es el “paraíso” bolivariano.

El estado de Táchira, en la región andina, es un ejemplo de este desgraciado regreso castrense. Dos mil bien entrenados agentes de seguridad y 600 militares de “operaciones especiales”, así como milicianos armados (los llamados “colectivos”, que tienen armas, chalecos antibalas y licencia para matar) reprimen a la población local que, valiente, sigue en sus protestas. Diariamente. Harta.

El general Vladimir Padrino López es hoy el verdadero “zar” de Táchira. Y el hombre de confianza de Cuba. Hace absolutamente lo que se le antoja, con un saldo trágico de muertes creciente. Hasta juzga en tribunales militares a los civiles que protestan. Increíble, pero es efectivamente así. Hay más de 600 personas procesadas, unas 2.765 que están detenidas y otras 69 que han sido condenadas. Y cabe recordar aquello de que la justicia militar es a “la justicia lo que la música militar es a la música”. Hay apenas un lejano parecido. Venezuela es Siria y Táchira es Alepo.

Acentuando la militarización de todo, unos dieciocho generales manejan a su voluntad el área de la alimentación. Y el capítulo de los medicamentos. Todo escasea y el mercado negro florece. Los generales venezolanos ganan fortunas. Que quizás no se ven, pero que existen. Hay medio millón de militares y tres millones de empleados públicos. Todos viven del gobierno y están politizados. Ordeñando al pueblo venezolano. Para ello, siguiendo a pie juntillas el modelo cubano, los militares ocupan los altos puestos de las agencias y empresas del sufrido Estado venezolano. Y perciben sueldos siderales e ingresos no declarados, presumiblemente.

La lealtad de los militares es vigilada, muy de cerca, por los bien entrenados y omnipresentes agentes de la inteligencia cubana, en la propia Venezuela. Ellos cuidan que nadie “saque los pies del plato” o “se corte sólo”. El sistema es colectivo. Y no hay auditorías, ni rendiciones de cuenta. Por el momento la perinola de los militares venezolanos siempre cae en “todos ganan”. Pero la suerte no es eterna y todo puede derrumbarse en un país en el que la fragilidad es enorme y nadie asegura el futuro.

maduro-militares-1920-3-1024x576

 

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

Compartir