EL DIARIO

Domingo, 28 de Mayo del 2017

Los Estados Unidos crecen, pero menos de lo esperado

Por Emilio Cárdenas, el 13 marzo, 2017

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
1

 

El gobierno de los Estados Unidos acaba de publicar la tasa de crecimiento de su economía para el año 2016. Ella ha sido sólo de un casi anémico 1,6% de su PBI. Menos que lo esperado. Y bien por debajo del crecimiento pretendido para el año 2017, que es del 4% del PBI, varias veces anticipado, como candidato presidencial, por el ahora presidente norteamericano, Donald Trump.

No obstante, lo cierto es que las cosas en los EEUU están bien en el plano económico. El legado de Barack Obama, en esto, es notable. El empleo está sano, desde que hay prácticamente una situación de pleno empleo. La inflación es moderada y está en un orden del 1,5% anual. La confianza de los consumidores está en su nivel más alto de los últimos 12 años y las acciones están marcando records históricos en la Bolsa, con el Indice Dow por encima de los 20.000 puntos, por primera vez en la historia.

No todos los sectores, sin embargo, se recuperaron del mismo modo luego de la dura crisis económica del 2008. Algunos quedaron postergados en términos relativos y conformaron así la mayoría no urbana que finalmente terminara votando a favor del cambio de rumbo radical que Donald Trump representa y está poniendo rápidamente en marcha.

Las autoridades monetarias, desde el Federal Reserve, anuncian una suba de tasas de interés para tratar de evitar las moderadas aunque crecientes presiones inflacionarias, lo que no necesariamente contribuirá a expandir la economía del país del norte al buen ritmo pretendido por Donald Trump.

Pero las rebajas tributarias y el programa de obra pública ya anunciados seguramente ayudarán a aumentar el ritmo actual de la inversión y a entonar la actividad económica.

Hay asimismo algunos interrogantes externos, que no son ciertamente menores, todavía a dilucidar. Como los que tienen que ver con las rispideces comerciales de los EEUU con México y con China. De sus consecuencias dependerá también el clima de inversión.

Por todo esto, muchos economistas predicen ahora para los EEUU un año 2017 con una tasa de crecimiento del 2,5% al 2,7% del PBI. Lejos del 4% del PBI pretendido por Donald Trump.

El fortalecimiento del dólar, que ya es una realidad, hará presumiblemente que la recuperación industrial buscada por Donald Trump sea más difícil de alcanzar y que las exportaciones de ese sector en particular no crezcan tan rápidamente como parecería pretender el nuevo presidente.

 

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
1

Compartir