EL DIARIO

Martes, 27 de Octubre del 2020

Un enfoque práctico respecto de FATCA

Por El Diario, el 19 febrero, 2014

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
1
Martín Litwak

Martín Litwak

Por: Martin Litwak (@MartinLitwak)[1]

 

INTRODUCCION

 

Uno de los efectos de la recesión que afectó tanto a EEUU como a Europa entre 2008 y 2010 fue el feroz aumento de la presión ejercida tanto por OCDE como por el G-20 sobre aquellos países que, en libre ejercicio de su soberanía, se inclinaron por un sistema de neutralidad impositiva, constituyéndose en centros financieros internacionales o, como comúnmente se los llama, jurisdicciones offshore.

 

Uruguay no fue ajeno a esta presión y de hecho el Gobierno uruguayo tomo varias decisiones como consecuencia de esta presión internacional. Estas decisiones se tomaron a nuestro juicio sin el análisis que las mismas ameritaban y fueron totalmente equivocadas, ocasionando perjuicios para el país que irán quedando en evidencia a medida que pase el tiempo. Dos ejemplos de estas decisiones fueron la modificación del régimen de acciones al portador y la firma de un tratado de intercambio de información con Argentina. La decisión de firmar un tratado con Argentina fue equivocada en cuanto a su oportunidad y contenido. La decisión de eliminar las acciones al portador fue equivocada más que nada desde el punto de vista de su implementación. De hecho Uruguay es el único país del mundo en el cual, paradójicamente, el derecho a la privacidad de los accionistas de sociedades comerciales está mas protegida en el caso de acciones nominativas que en el caso de acciones al portador.

 

Una consecuencia mas puntual o concreta de dicha crisis económica fue la aprobación, por parte de los EEUU, de la ley conocida como “FATCA” (“Foreign Account Tax Compliance Act”), norma que tiene un carácter eminentemente extra-jurisdiccional y representa un ambicioso desafío (otro) de aquel país hacia las entidades financieras del mundo. FATCA fue aprobada en Marzo de 2010 como parte integrante de un paquete más vasto de medidas económicas que se conoció como “HIRE Act” (“Hiring Incentives to Restore Employment Act”).

 

Luego de muchas idas y venidas y de algunas postergaciones, FATCA comenzará a aplicarse en breve y en ese contexto nos pareció oportuno elaborar esta columna resaltando los efectos de esta normativa en instituciones financieras no norteamericanas, entre las cuales obviamente se encuentran las Uruguayas.

 

El objetivo de esta columna es bajar a tierra, en pocas líneas, el gran volumen de información técnica contenido en FATCA y las normas que la reglamentan y complementan, el cual ha causado mucha confusión y preocupación en el mundo financiero internacional. Lo haremos, como dijimos, desde la óptica de las instituciones financieras no Norteamericanas, las cuales también estarán afectadas por  FATCA aun cuando se trate de una ley interna impositiva aprobada por el Gobierno de los EEUU y que forma parte del Código de Impuestos de aquel país.

 

En otras palabras, intentaremos resumir que es lo que deben hacer instituciones financieras uruguayas respecto de FATCA para evitar sufrir las consecuencias de su inacción, las cuales pueden ser comercial y financieramente catastróficas.

 

Ello porque mas allá de su propósito general, al cual nos referiremos seguidamente, FATCA grava con un impuesto del 30% giros provenientes de:

(a)   los EEUU;

(b)  otros países que han firmado Acuerdos Intergubernamentales de Cooperación (“IGA”) bajo FATCA; y

(c)   bancos y entidades financieras, uruguayas y extranjeras, que han firmado un Acuerdo Particular de Cooperación con el IRS bajo FATCA.

PROPÓSITO GENERAL

 

Para poner a FATCA en perspectiva, es importante establecer sus conceptos fundamentales:

 

Uno: FATCA fue adoptada como parte de un esfuerzo coordinado del gobierno de los EEUU para erradicar la evasión de impuestos por parte de sus ciudadanos y residentes fiscales. FATCA no fue creada con la intención de cobrar impuestos a las instituciones financieras del mundo para enriquecer la tesorería de los EEUU ni tampoco para recabar información de personas que no califican como contribuyentes estadounidenses. El “impuesto” del 30% establecido por FATCA fue concebido como una sanción económica para las instituciones financieras que elijan no participar en el régimen de reporte creado por FATCA.

 

Dos: La retención del 30% aplica únicamente a “Pagos Gravables”, los cuales están limitados a ingresos relacionados con transacciones financieras[2]. Pagos recibidos de fuentes estadounidenses que sean producto de transacciones comerciales así como pagos recibidos de otros países que no tengan un IGA con EEUU están exentos de FATCA[3].

 

Tres: Si una institución financiera extranjera (“FFI”) elige participar en el régimen de reporte de FATCA, se convierte en un “Participating FFI” (o “PFFI”) y, como tal, estará exento del impuesto FATCA[4]. De allí la importancia de registrarse y participar.

 

Cuatro: La única información que será transmitida al IRS será información sobre cuentas en las que un contribuyente estadounidense aparece como el dueño, directamente o indirectamente, de más del 10% del valor de la cuenta[5]. Información sobre cuentas de clientes domésticos del PFFI no serán entregadas al IRS. FATCA no es una ley sobre lavado de dinero ni sobre intercambio de información impositiva referente a ciudadanos que no califiquen como residentes estadounidenses a los fines fiscales.

 

Aunque muchos países habían manifestado en un primer momento objeciones respecto de FATCA, la mayoría de ellas basadas en el hecho de que FATCA representa una intrusión ilegal en su soberanía, casi todos ellos se han resignados al hecho de que FATCA es un reto que tendrán que enfrentar con un espíritu de colaboración. Ello básicamente porque es difícil imaginar cómo sería posible para instituciones financieras domiciliadas en dichos países llevar a cabo transacciones internacionales sin tener acceso al sistema financiero de los EEUU.

 

Aquellos países con mercados de capitales mas desarrollados y/o legislación financiera mas sofisticada ya han anunciado su intención de proceder a la firma de IGAs con los EEUU, o lo han hecho ya.

 

Más allá de si es o no ventajoso la firma de un IGA, la realidad es que Uruguay no ha hecho nada al respecto, ni siquiera ha analizado la conveniencia de negociar uno, y las instituciones financieras locales (bancos, casas de bolsa, aseguradoras, fondos de inversión, fondos de pensiones, administradores de fondos de inversión, sociedades fiduciarias, fideicomisos financieros, etc.) van a tener que hacer los filings directamente ante IRS, con los mayores costos y complicaciones que ello conlleva.

 

REACCIÓN DE LA COMUNIDAD FINANCIERA INTERNACIONAL

 

Varios elementos han influido en la reacción de instituciones financieras globales.

 

En primer lugar, FATCA afecta una cantidad enorme de transacciones y, por lo tanto, para cubrir todas las transacciones contempladas el volumen de FATCA, la Reglamentación y las Circulares son superiores a 600 páginas de texto. Este elemento de “tamaño” produce la impresión de que FATCA será imposible de comprender e implementar a tiempo. Por eso se nota en la comunidad financiera una preocupación impresionante y hasta cierto pánico mientras el tiempo avanza hacia la fecha en la cual entrará formalmente en aplicación FATCA.

 

En segundo lugar, por ser una materia completamente nueva y de bastante complejidad, hay mucha confusión entre los ejecutivos del sector financiero que aún no han recibido asistencia profesional clara, ya que sus asesores todavía están tratando de formular sus recomendaciones. La situación empeora toda vez que hay pocos consultores, fuera del grupo costoso y exclusivo de las firmas mundiales de contabilidad y auditoría, que han desarrollado una especialidad en el tema de FATCA. Tampoco la prensa ha contribuido a aclarar el tema ya que al parecer FATCA no ha despertado aun su interés.

 

Simultáneamente, el IRS sigue emitiendo decretos reglamentarios y Circulares que tienen impactos importantes sobre la interpretación de FATCA.

 

Por otro lado, varios gobiernos han anunciado sus intenciones de proceder con la firma de IGAs con los EEUU. La posibilidad de firmar un IGA es atractiva porque si un IGA está vigente el 1 de julio de 2014, los FFI’s y NFFE’s ubicados en esa jurisdicción no estarán gravados con el impuesto del 30%, en la medida en que se cumplan varias condiciones mencionadas más adelante. Es importante aclarar que la existencia de un IGA no libera a los FFI’s o los NFFE’s de sus obligaciones de reporte y debida diligencia establecidas por FATCA.

 

IMPLEMENTACIÓN

 

Los tres pasos claves que toda FFI debe tomar para evitar problemas con FATCA son los siguientes:

 

PASO UNO: APLICAR PARA UN GIIN

 

Para evitar el 30% de retención en la fuente, un PFFI debe registrarse con el IRS y obtener su “GIIN”, lo cual se puede hacer electrónicamente a través del portal creado por IRS a tal fin. El 2 de junio de 2014 el IRS publicará en el Portal una lista de PFFI’s y sus GIIN’s correspondientes para que las entidades estadounidenses que envíen fondos al extranjero puedan confirmar si un FFI está exento de la retención en la fuente del 30%. La Lista FATCA será actualizada mensualmente. Para aparecer en la Lista FATCA inicial, un FFI tendrá que registrarse antes del 25 de abril de 2014.

 

En el proceso de aplicación para su GIIN, un FFI tendrá que firmar un “FFI Agreement” con el IRS[6].

PASO DOS: EL MANUAL DE FATCA

 

Un PFFI debe preparar un Manual de FATCA documentando los procesos internos que el PFFI seguirá para cumplir con sus obligaciones de reporte. El Manual debe designar un funcionario que: (i) será responsable del programa de recolección y mantenimiento de una base de datos suficientes para preparar la declaración anual que debe presentarse al IRS; y (ii) certificará al IRS que el sistema de recolección y mantenimiento de datos es adecuado para efectos de FATCA[7].

 

PASO TRES: NOTIFICACION A CLIENTES

 

Empezar a notificar sus clientes de los requerimientos de FATCA y, en caso de cuentas con documentación incompleta, pedir datos adicionales. Habrá clientes que no responderán correctamente a estos pedidos de información. Las cuentas de estos clientes deberán ser clasificadas por el PFFI como “Cuentas Recalcitrantes”[8].

 

CONCLUSIÓN

 

La esperanza de este autor es que después de leer estas páginas sus lectores entiendan que el reto de cumplir con FATCA antes de la fecha de entrada en vigor de la misma es perfectamente alcanzable.

 

El desarrollo y mantenimiento de una base de datos capaz de cumplir con los requerimientos de FATCA será una obra mucho más grande y compleja. El entrenamiento del personal de los FFI’s para cumplir con los procesos nuevos de debida diligencia también será un trabajo importante.

 

Pero al final del día, el tema de FATCA más importante para un banquero, abogado o contador es la comunicación con sus clientes sobre este nuevo régimen. Donde hay oscuridad y confusión, es el profesional que debe recomendar los pasos hacia las soluciones prácticas con confianza y certeza. Con base en su experiencia, este autor puede asegurar a sus lectores que el dominio de FATCA requiere mucho estudio y análisis. El contenido de este artículo representa sólo una introducción a los muchos detalles relevantes de FATCA.

 

No cabe duda que para algunos clientes el régimen de FATCA representa una amenaza a sus derechos de confidencialidad y buscarán maneras de minimizar la revelación de información personal y corporativa. Es sumamente importante que los banqueros y profesionales financieros sepan que está terminantemente prohibido colaborar con sus clientes para formular estrategias para evitar o minimizar la revelación de información requerida por FATCA. Este tema debe ser tratado exclusivamente entre los clientes y sus asesores legales.[9]

 

 

 



[1] Martin Litwak es socio principal de la firma Litwak & Partners (www.litwak-partners.com), una boutique de servicios legales especializada en fondos de inversion, finanzas corporativas y planificacion patrimonial internacional.

[2] Reg. Sec. 1.1473-1(a)

[3]  Reg. Sec. 1.1473-1(a)(4)

[4] IRC Sec. 1471(b)

[5] Reg. Sec. 1.1471-5(a)

[6] Rev. Proc. 2014-13

[7] Reg. Sec. 1.1471-4(c)(7)

[8] Reg. Sec. 1.1471-5(g)

[9] Reg. Sec. 1.1471-4(c)(7).

 

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja
1

Compartir