Domingo, 23 de Noviembre del 2014 Actualizado: 8:58

Impactante: Quedó en estado vegetal tras una cirugía de aumento de senos

Por (laura.fort@eldiario.com.uy) | Jueves, 6 de febrero del 2014

Una joven de 18 años que entró al quirófano para realizarse una cirugía de aumento de senos quedó en estado vegetativo tras permanecer dos meses en coma debatiendo entre la vida y la muerte. Ahora la joven apenas puede pronunciar un par de palabras y requiere de cuidados las 24 horas.

Linda_Perez-recuperacion-cirugia_estetica-cirugia_aumento_de_pecho

El caso de Linda Pérez ocupó los titulares el pasado mes de agosto tras quedar en coma después de una operación estética de aumento de senos en la clínica ‘Coral Gables Cosmetic Center’ en Miami. En aquel entonces, apenas una hora después de su cirugía, la joven tuvo complicaciones que la enviaron a un coma que duró casi dos meses.

Pérez despertó de milagro de su estado vegetativo en octubre sin poder caminar, hablar, ni cuidar de sí misma, y regresó a su casa en la localidad de Homestead, al sur de la ciudad de Miami.

Linda Perez

Apenas dice unas pocas palabras: “sí”, “no” y “me duele”, ha contado a ’The New Herald’ la madre de Linda -Mariela Díaz-, que no pierde las esperanzas de que su hija se recupere.

“Ve que no puede caminar, y cuando se da cuenta de lo que le pasó, llora”, agregó la mujer, quien contó además que ahora su hija tiene una enfermera que la cuida las 24 horas al día

“No puede abrir las manos, no camina y luce un aspecto demacrado, pero “tengo una esperanza muy grande, porque está viva y en mi casa”, explicó.

“Estoy mal, sin poder verla como era antes […] Yo le doy sus alimentos, yo la visto, yo la baño”, confesó la madre.

En medio de la tragedia, en octubre de 2013, los padres de Linda afirmaron que por parte de la clínica no habían podido explicar por qué Pérez sufrió un daño cerebral. “Me regresaron a mi hija como un vegetal”, explicaba Mariela Díaz.

Linda Perez

Según información recogida de ‘Huffingtonpost’ la operación de aumento de senos, había estado a cargo de un doctor identificado como Jacob Freiman, quien supuestamente no estaba certificado como cirujano plástico en Florida, sin embargo en la página de internet del sitio se mostraba otro perfil.

Además, el mismo anestesista que preparó a la joven para la intervención estética, estuvo demandado por negligencia médica por la muerte de una paciente de 35 años tras someterse a una operación de aumento de glúteos en la clínica Strax de Lauderhill.

En este momento, los padres de la implicada no saben si su hija logrará recuperarse totalmente, pero mantienen viva la esperanza.

Actualmente la familia mantiene una batalla legal contra la clínica, para conseguír una compensación por los graves daños causados a la joven.

coma4n-8-web

 


Tus amigos en El Diario