Viernes, 25 de Abril del 2014 Actualizado: 11:51

Gremio de la carne en conflicto y ocupando frigoríficos

Por (anasalvo@eldiario.com.uy) | Martes, 16 de julio del 2013

El gremio de la industria frigorífica decidió en su asamblea de anoche,  ocupar las otras cuatro plantas del conglomerado brasileño Tacuarembó/Marfrig, ampliando de esta forma el  conflicto que mantiene con el ex frigorífico Colonia, en Tarariras.

La decisión fue tomada durante una asamblea en el ex frigorífico Colonia, en que participaron unos 600 trabajadores de la planta industrial.

Esta semana los directivos  de la Federación de Obreros y Empleados de la Industria Cárnica (Foica) han sido citados a la comisión de Legislación y Trabajo de Diputados, y luego, se reunirán con representantes del gobierno, e incluso podría estar presente el propio presidente José Mujica.

El sindicato se muestra muy  preocupado por la falta de faena de ganado gordo, problema que se viene agudizando desde hace tiempo; según datos del sindicato, de las cinco plantas de Marfrig, la de Tarariras es la que está faenando menos ganado, por lo que se pidió que se le pagara a los trabajadores los diez días de licencia que tienen para cobrar, como forma de ir haciendo frente a la caída de los jornales, ya que están haciendo solo dos faenas semanales.

La respuesta de la empresa no fue satisfactoria en este sentido, por lo cual se procedió a ocupar la planta. Son 3.000 operarios que trabajan en los cinco frigoríficos brasileños.

Hasta ahora solo se ha ocupado la planta de Tarariras, y se levantó la de Casablanca (Paysandú), que estuvo ocupada la semana anterior.

Según el gremio, hay mil operarios de la industria frigorífica que están en paro total, a los que se suman otros 500 en paro parcial, y que provienen de los frigoríficos Sarubbi y Schneck.  

Se ha advertido que no habrá ganado gordo hasta la primavera; este año la falta se hizo más pronunciada, porque hubo más industrialización a principios de año.  Y los que entienden, dicen que en Uruguay, sobran los negocios para comercializar,  pero faltan novillos. 


Tus amigos en El Diario