Lunes, 21 de Abril del 2014 Actualizado: 10:35

Con nueva Ley de Inteligencia, legisladores que “hablen” perderán la banca

Por (anasalvo@eldiario.com.uy) | Viernes, 7 de junio del 2013

Con el consenso de todos los partidos políticos, se aprobará la creación de un nuevo organismo que coordine las actividades de inteligencia. Sera controlado por el parlamento, pero el legislador que brinde información “clasificada” o “reservada” puede llegar a perder su banca.  

Se trata del proyecto de ley que da nacimiento al Sistema Nacional de Inteligencia (SIN), que tendrá como misión concentrar y regir el funcionamiento de los organismos de inteligencia que actualmente poseen cuatro secretarias de Estado: Defensa, Interior, Relaciones Exteriores y Economía.

Recordamos que esta iniciativa viendo siendo negociada a nivel parlamentario desde hace tres años, y su versión original le pertenece al diputado colorado de Vamos Uruguay, José Amy.

El nuevo sistema tendrá control parlamentario por medio de una comisión permanente de la Asamblea General cuyos miembros –e incluso ex miembros- podrían llegar a  perder su banca y ser sometidos a la Justicia en caso de divulgar o dar a conocer de alguna forma información reservada, bajo el artículo 115 de la Constitución: “conductas que lo hacen indigno de la representación que inviste”.

Queda expresamente establecido que los organismos de inteligencia tendrán “especialmente prohibido” generar tareas represivas, o funciones policial o de investigación criminal, salvo expreso requerimiento policial.

El SIN coordinará actividades de inteligencia, contrainteligencia, inteligencia estratégica de Estado, inteligencia militar, manejo de fuentes abiertas o cerradas.

Falta que el Poder Ejecutivo lo reglamente en una ley complementaria que fija los “lineamientos estratégicos y objetivos generales de la política nacional de inteligencia”, es decir qué tipo de estrategia de inteligencia se implementará de acuerdo con las hipótesis de conflicto que afronte el país.

También se prevé la creación de la figura de comisionado parlamentario para el SIN, responsable de recibir las denuncias de ciudadanos o funcionarios dependientes de los órganos de inteligencia.


Tus amigos en El Diario