Miercoles, 3 de Setiembre del 2014 Actualizado: 12:13

Rechazan billetes de Evita

Por (anasalvo@eldiario.com.uy) | Martes, 9 de octubre del 2012

A pesar de haber sido presentado al mercado con todos los honores que le corresponden, el billete de cien pesos argentinos con el rostro de Eva Perón es todavía una rareza que no aceptan en los negocios.

“Me cansé de tratar de pasarlos y que me los rechacen”, confió a LA NACION un banquero de una entidad privada. “Cada vez que trato de pagar me preguntan si no tengo otro billete. Ya me divierto viendo la cara de la gente cuando trato de colocarlos”, continuó.

Periodistas del diario argentino recorrieron el centro porteño con  un billete de Evita, y tuvieron similar experiencia; no se los aceptaron en supermercados, comercios y quioscos, alegando que el reverso del billete no es nítido.

Los comerciantes se defienden argumentando que es muy difícil comprobar si los billetes con el rostro de Evita son verdaderos o falsos. Si bien el nuevo papel moneda  cuenta con las medidas de seguridad correspondientes para su identificación,  al ser de un tamaño distinto al de los billetes de cien pesos con la cara de Julio Argentino Roca que están en circulación desde hace años, los negocios los rechazan a simple vista.

LA NACION pudo chequear que  la serie A de los billetes de $ 100 con la cara de Eva que comenzó a circular no tiene exactamente el mismo tamaño que el de $ 100 de Roca, pese a que, consultados al respecto, voceros del Banco Central (BCRA) negaron enfáticamente cualquier tipo de diferencia. “Son exactamente iguales en tamaño”, aseguraron. “La gente puede venir a la caja del Banco Central y canjear su dinero por un billete de Evita y comprobarlo”, continuaron.

Pero al medir los billetes de Eva Perón numerados 00204909, 00204985/90 y 00620906, todos resultaron ser  1,5 milímetros más angostos y 1 milímetro más largos que los billetes de $ 100 con la cara de Roca que están en circulación.

No sólo el tamaño ha sido rechazado por los comerciantes; estos alegan que no son claros en el reverso,  que la imagen del Ara Pacis (Altar de la Paz), un monumento conmemorativo de la época del Imperio Romano  dedicado a la diosa de la paz, es mucho menos nítido que la ilustración de la  Campaña del Desierto en el dorso de los billetes de cien pesos en circulación.

El papel moneda que homenajea a Evita parece sufrir alguna especie de maldición;  fue concebido como un billete conmemorativo de circulación nacional, en recuerdo  del 60° aniversario de la muerte de Eva Perón.

Pero el mismo día de su presentación oficial en la Casa Rosada, la presidenta Cristina Fernández ordenó que los mismos comenzaran a reemplazar en forma paulatina a los actuales billetes de Roca en circulación.

Pero estos billetes no habían sido pensados por los diseñadores para ser distribuidos en cajeros automáticos, ni para ser impresos en forma masiva.  El primer problema se solucionó a medias con los bancos, ya que tampoco se están distribuyendo por  terminales automáticas, mientras que en el segundo punto, los especialistas de la Casa de la Moneda y los técnicos del Banco Central  deberán juntar cabezas y pensar un nuevo diseño…

El diseño del billete de 100 pesos surgió de un boceto encontrado en la Casa de Moneda de un billete de 5 pesos argentinos que comenzó a hacerse en 1952, tras el fallecimiento de Evita, y que nunca vio la luz. El nuevo billete conserva el color violeta predominante que tiene el de Roca y lleva una imagen de Evita de perfil total.


Tus amigos en El Diario