EL DIARIO

Miercoles, 19 de Setiembre del 2018

Justicia investiga posible caso de espionaje

Por Fabiana Celaya, el 29 junio, 2012

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

Fueron procesados un funcionario de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII) y un empleado de Antel acusados de revelar información sobre usuarios de la telefónica nacional.

Adriana De los Santos, jueza Especializada en Crimen Organizado de 2º Turno, dispuso el procesamiento sin prisión del funcionario de la DNII y un funcionario de Antel (técnico en informática) por “un delito de relevamiento de secreto”, en el marco de un complejo caso de intercambio de información entre ambos.

El comienzo de la investigación policial se produjo cuando fue hallada en la vía pública una notebook con información clasificada de la DNII; esto motivó en el procesamiento de las dos personas mencionadas, aunque el caso puede tener otras derivaciones ya que se indaga sobre posible espionaje.

La notebook fue encontrada en la vía pública por un hombre que la entregó a la Dirección General del Crimen Organizado e Interpol,  quienes analizaron el contenido de la misma y se sorprendieron al encontrar documentos con el logo de la dirección de información e inteligencia.

Una vez que los efectivos abrieron los documentos, la sorpresa fue mayor: el archivo contenía información clasificada sobre procedimientos, operativos, tácticas y sistema de apoyo logístico de la DNII, en particular de la investigación policial por el caso del hacker argentino y ex funcionario de la SIDE Iván Velázquez, condenado por “utilización indebida de información privilegiada” y “conocimiento fraudulento de documento secreto”.

Se desplegó tras el hallazgo una intensa búsqueda con el fin de determinar el orígen de la información y el motivo de tenencia de la misma. La investigación arrojó como resultado  que el computador pertenecía a un técnico en informática y estaba denunciado como robado.

El propietario del equipo fue interrogado por los investigadores para determinar cómo accedió a la información de la DNII. El funcionario de Antel  reconoció que era conocido del oficial de la DNII (“en comisión” en la Dirección de Migraciones y vinculado con la embajada de un país extranjero), y que éste le entregó un pendrive para bajar películas, que contenía además información clasificada de la DNII.

El técnico dijo que sintió curiosidad al ver la carpeta y decidió grabarla. El caso fue elevado ante la Justicia Especializada en Crimen Organizado ya que la versión del indagado deja dudas y se podría estar ante un caso de espionaje.

Al ser interrogado, el técnico en informática confesó además, que en alguna oportunidad le facilitó información de la base de datos de Antel a su “amigo” para el desarrollo de investigaciones particulares. El funcionario de la DNII aseguró que solicitaba la información para conocer la identidad de los propietarios de números desconocidos que llamaban a su celular.

La explicación de los indagados dejó muchas dudas, por lo que la jueza De los Santos ordenará ampliar la investigación para intentar desentrañar el fondo de la historia, dijeron fuentes judiciales a LA REPÚBLICA. No se descarta investigar un posible vínculo entre la información y la embajada, agregaron las fuentes.

La jueza Adriana De los Santos tipificó “un delito de relevamiento de secreto” (artículo 163 del Código Penal), que juzga al funcionario público que “con abuso de sus funciones revelare hechos, publicare o difundiere documentos, por él conocidos o poseídos en razón de su empleo actual o anterior, que deben permanecer secretos, o facilitare su conocimiento”. El delito prevé únicamente penas de suspensión y multas. No pudo probarse que los imputados obtuvieron algún tipo de beneficio económico por las maniobras ilícitas.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

Compartir