EL DIARIO

Sabado, 26 de Mayo del 2018

El Héroe de la Rambla Sur

Por El Diario, el 7 abril, 2012

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

Tenía un reel nuevo que quería probar. Vio una multitud que desesperados miraban como una mujer llamada Yennifer Travieso se ahogaba en la marea de la escollera de la Rambla Sur. No dudo. Sabía nadar, se tiró a rescatarla, y le salvó la vida.

Se llama Sergio Clavijo y es ex Fusilero Naval (FUSNA). El tatuaje en su brazo derecho da testimonio de ello.

Así cuenta Sergio el salvataje:

Yo venía por el cantero de acá, para ver si había pescadores porque había comprado un reel y estaba con ganas de estrenarlo.

Me arrimé y vi a la mujer flotando. Y movía las manos. Estaba viva ella.
Cuando la marea sube yo me largo entonces cruzo nadando hasta ella y vengo hasta el muelle, cuando veo que no me asistían y ella estaba inconsciente y la marina viene con un salvavidas cuando la mujer estaba inconsciente, pero acá no hay culpables, tenés que mirar eso, si la persona está inconsciente te tenés que tirar”.

Me tendría que haber sacado el jean porque me pesaba cuando entré al agua.

“El muchacho de la Armada me tira el salvavidas, me entrelazo y la agarro a la señora, la apretó y la llevo. Había un rubiecito que la agarró porque el mar te la saca de las manos.

Luego de ser dado de alta del Hospital Maciel, donde fue atendido luego del rescate, habló con la hija de Yennifer Travieso. “Recé mucho por ella, porque yo soy muy católico, por eso espero que todos ustedes tengan Felices Pascuas”, le dijo.

[youtube aQZM5lIftTE 600 400]

El rescate fue emitido en Subrayado, y Clavijo se convirtió sin quererlo en una celebridad. Explotó en las redes sociales y los comentarios de la gente:

“SUPER SERGIO UN IDOLO Uruguay tiene su SUPERMAN”

“Un buen ejemplo de vocacion de servicio, de ganas de ayudar otros desinteresadamente, incluso arriesgado su vida. Un heroe, Dios lo bendiga!”

“Que diferencia. Mientras un alcohólico del gobierno amparado en sus fueros sale a destratar y putear a la sociedad un simple ciudadano salva vidas. Gracias S.Clavijo.”

“Orgullo Nacional!”

“Por suerte, pese a todas las noticias malas, a todos los homicidios que registramos, también existen personas como Sergio Clavijo, que son capaces de ejercer la solidaridad en circunstancias extremas, cuando se juega más que la plata. Indudablemente, si algo debiera recordarse de esta semana, debería ser la acción heroica de este señor.”

El viernes, convocado por los medios volvió al lugar de los hechos, donde la gente se acercó a felicitarlo y agradecerle. “Es un héroe”, le dijo un transeúnte. “No, ustedes son héroes, que pagan los impuestos”, contestó Clavijo.

El otro héroe

Nicolás Pereira es el cuidacoches de la zona, que llegó a Montevideo desde su Río Branco natal en busca de trabajo y una oprtunidad. Buscó y buscó -así lo describe él- pero terminó sin trabajo, sin dinero, y obligado a la indigencia, durmiendo en la calle y haciendo de cuidacoches.

Justamente, mientras dormía en la calle (en la Rambla y Paraguay) el jueves, escuchó los gritos de la gente que miraban a la mujer flotando en el agua, impotentes

“Me acerqué todo lo más que pude y en un momento vi que todavía movía una mano. Miré hacia los costados y vi a la gente muy asustada, alborotada. Todos gritaban pero nadie se tiraba. Y me tiré yo, atado a una cuerda, para auxiliarla. La verdad, no pude seguir porque no me dieron los pulmones. Sentía los brazos entumecidos. Las olas estaban muy fuertes, nunca me tiré con olas tan fuertes. He nadado muchas veces, pero con el mar tan picado nunca. Cuando me acerqué y estaba bastante cerca de la señora con la piola que me habían alcanzado, la llamé, le hablé, pero la señora no respondía nada. No me di cuenta y me tiré con la campera y eso me hacía mucho peso al estar en el agua. Entonces decidí que tenía que regresar, darme vuelta, o sino también iba a morir ahogado”.Estoy contento sí por lo que hice. Por suerte estoy vivo, y la señora también”, dijo Nicolás.

“Si alguien puede conseguirme un trabajo estaré muy agradecido. Soy una persona trabajadora. No estoy en la calle porque me gusta. Si alguien me puede ayudar le agradecería mucho. Yo lo compensaría con mi conducta. Otra cosa no puedo decir”, pidió Nicolás, y Silvia Ríos, cuya familia es oriunda de Río Branco, decidió junto a su padre donarle una casa. Finalmente, Nicolás encontró la oprtunidad que vino a buscar.

[youtube DyXrcO83M-I 600 400]

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

Compartir