Sabado, 1 de Noviembre del 2014 Actualizado: 13:04

La industria según Megaupload

Por (martin@eldiario.com.uy) | Viernes, 9 de marzo del 2012

Kim Schmitz, el fundador de Megaupload, consiguió estar en libertad condicional hasta agosto y ya aprovechó la ocasión para hablar a los medios sobre su detención. Esta vez, además, responsabilizó en parte a la propia industria del cine y su modelo de negocio de la llamada piratería en Internet, que es por lo que justamente se lo acusa.

Según declaraciones a la Radio de Nueva Zelanda recogidas por The Telegraph y también luego por La Vanguardia, el fundador de Megaupload planteó que lo mejor sería un modelo de negocio en donde los usuarios de todo el mundo puedan acceder al mismo tiempo a los contenidos.

La piratería proviene de gente, digamos [por ejemplo] que en Europa, que no tiene acceso a las películas al mismo tiempo que se lanzan en Estados Unidos”, comentó Schmitz, más conocido como Dotcom, en referencia a uno de los motivos que suelen usarse al hablar de los beneficios de Internet como nueva plataforma de distribución de los contenidos.

Ahora desde Internet no hay que esperar [ni pagar] por el lanzamiento oficial de una película o disco, ya que es probable encontrarlos disponibles en la red, una facilidad que muchos aprovechan, y que también muchos condenan en nombre de los artistas y los derechos económicos que no reciben por el acceso digital de sus obras.

Para Dotcom la piratería tiene una de sus raíces en el rechazo, o bien en la dificultad, de las productoras y distribuidoras de la industria en cambiar su modelo: “Este es un problema que ha nacido por el modelo de concesión de licencias y el viejo modelo de negocios de Hollywood, en el que tienen que lanzar algo primero en un país”.

Por eso plantea la necesidad de que la llamada industria del entretenimiento trabaje e invierta sus esfuerzos para lograr un formato de negocio en donde “todos tengan acceso al contenido al mismo tiempo”. A su entender, así “no habría problemas de piratería”.

“El Gobierno de Estados Unidos protege un modelo anticuado de negocio monopolístico que ya no funciona en la era de Internet y a eso se reduce todo, opinó Dotcom.

Además, sostuvo: “Yo no soy el rey de la piratería, sólo ofrecí almacenamiento online y ancho de banda a los usuarios, eso es todo”. Y aseguró que defenderá su inocencia: “Voy a ganar porque yo he hecho nada ilegal ni nada criminal”.

Luego del cierre de Megaupload las aguas se dividieron (quizá demasiado) entre los que condenan  a su fundador por ser un empresario que se forró de dinero a costa de los artistas al no respetar los derechos de autor, y los que creen que Schmitz simplemente ofreció un servicio de alojamiento en la red a los usuarios, con éxito y millones incluido.

Un tema aún en debate y lejos de cerrarse, pero en el medio de todo eso están los millones de personas que bajamos contenidos desde Internet simplemente porque se puede.

 

 


Tus amigos en El Diario