Domingo, 20 de Abril del 2014 Actualizado: 11:44

Tras idas y vueltas, viene el “Polilla”

Por (gperez@eldiario.com.uy) | Miércoles, 29 de febrero del 2012

Luego de que pareciera que Jorge Da Silva podría estar seis meses sin trabajar y no realizar el contrato con Peñarol, está cerca de firmar mañana con el equipo carbonero.

En el día de ayer, el “Polilla” pareció dar marcha atrás y rechazar la oferta para dirigir a Peñarol. El motivo del entrenador tuvo que ver con el tratamiento que se hizo en los medios de comunicación sobre el tema, especialmente en Argentina.

Los duros comentarios que recibió, y las acusaciones de que ya tenía todo arreglado con Peñarol hace tiempo, hirieron el orgullo del ex entrenador de Banfield. Por este motivo, casi se baja del barco. Sin embargo, Jorge Da Silva arribará hoy a Montevideo y se reunirá cuanto antes con el gerente deportivo aurinegro, Osvaldo Giménez, así como también con el directivo Walter Pereyra.

Todo está previsto para que el “Polilla” Da Silva, que renunció a Banfield hace dos días, firme con Peñarol en las próximas 24 horas y ya pueda estar para dirigir al carbonero, en su partido del sábado, contra Cerro Largo.

Según Últimas Noticias, Jorge Da Silva declaró, en un programa radial argentino, que “se dijeron muchas cosas que no son ciertas y eso hace que la gente piense cualquier cosa. Se dijo que yo tenía todo arreglado con Peñarol y que de cierta forma tuve participación en la destitución del técnico anterior. Yo tengo códigos y quiero demostrar cómo son las cosas. Por eso, quizás, decida estar seis meses sin trabajar, pasando tiempo con mi familia, para que quede claro que no me manejo de esta manera”.

Al parecer, esta actitud del entrenador tuvo que ver con las duras críticas que recibió por los medios argentinos, principalmente por algunos artículos de Olé, en el que se lo tachó hasta de “miserable”.  Por ese motivo, el “Polilla” se sintió indignado y llamó a Osvaldo Giménez para decirle que tenía muchas dudas, porque “el momento quizás no sea el ideal”.

Según Jorge Da Silva, abandonar Banfield era “una decisión que había tomado hace tiempo”, pero que “la llamada de Peñarol aceleró las cosas”. Ahora sólo queda esperar que el entrenador arribe en Montevideo y se reúna con los dirigentes de Peñarol. Mañana, ya podría estar a cargo del carbonero.


Tus amigos en El Diario