Jueves, 17 de Abril del 2014 Actualizado: 13:59

Ahora racismo en fútbol uruguayo

Por (gperez@eldiario.com.uy) | Martes, 28 de febrero del 2012

Tras la polémica de la Premier League, con Suárez y Evra, que involucró varias acusaciones de racismo, ahora surge un caso en el fútbol uruguayo. En esta oportunidad, ocurrió en la Segunda División Profesional e involucra al golero de Progreso. El “Coco” Rodríguez fue insultado, de forma reiterada, por parte de la parcialidad de Central Español e incluso se le arrojaron bananas.

Por este motivo, hoy se reunirá la comisión especial que integra tanto el MEC (Ministerio de Educación y Cultura) como también el MIDES (Ministerio de Desarrollo Social). El organismo estudiará las agresiones que recibió Jorge “Coco” Rodríguez en el partido del anterior fin de semana, en el que Central Español venció a Progreso.

Según Subrayado, el guardameta de Progreso declaró que parte de la hinchada de Central se entretuvo gritándole insultos racistas y arrojándole restos de bananas. Sin embargo, el director de recursos humanos del MEC, Javier Miranda, y la integrante del Departamento de Afrodescendientes del MIDES, Alicia Esquivel, informaron que el futbolista aún no hizo la denuncia oficialmente.

Tanto Miranda como Esquivel explicaron que este hecho de posible racismo en el fútbol uruguayo, producido el sábado pasado, será tema central de la Comisión Honoraria contra el Racismo que se reunirá el día de hoy.

Al parecer, el “Coco” Rodríguez esperará unos días para realizar la denuncia pertinente. Uno de los motivos tiene que ver con la llamada que recibió del presidente de Central Español, en la que le pidió disculpas y le aseguró que los culpables no entrarían más al estadio del club.

A su vez, Rodríguez comentó que el presidente “quedó muerto cuando le contó lo de las bananas, porque no lo sabía”. El golero de Progreso reflexionó que, en sus 20 años de carrera, nunca le había pasado nada similar y eso que jugó en “Argentina, Chile, Perú y Paraguay”. Por este motivo, se mostró indignado porque justo le sucedió esto en su país.

Sin embargo, según un comunicado que difundió el club de Central  Español, en el que repudió los hechos, también informó que el guardameta tiene un “estilo confrontativo” y que insultó a la hinchada palermitana en la primera ronda del torneo.  El comunicado también informa que, en caso de ser socios del club, los culpables serán eliminados de los padrones.


Tus amigos en El Diario