Domingo, 20 de Abril del 2014 Actualizado: 15:29

Nacional exhibió táctica y dinámica esperanzadoras

Por (ordonez@eldiario.com.uy) | Jueves, 9 de febrero del 2012

Dos dudas me genera el plantel de Nacional: el arco y el nueve. Burián es buen arquero pero no termina de consolidar una imagen que de tranquilidad total. Tal vez lo logre este año.

Medina es un simbolo del club pero no tiene actualmente un nivel capaz de proyectarlo a nivel internacional y Boghossian no termina de concretar lo que se espera de él. Yo mismo espero mucho de él y pienso que este año puede ser importante.

Para el medio local , esos dos puestos están cubiertos pero no para lo internacional. Al menos hay que verlo.

En base a una de estas dudas, la del nueve, días pasados en una nota realizada en 1410 AM LIBRE, le pregunté a Gallardo si no pensaba en jugar contra Vasco con dos puntas abiertos, veloces, hábiles, como Viudez y Sánchez, y sin vacilar un segundo me dijo que sí.

Ya conocen Uds. mi posición inicial sobre la contratación de Gallardo por Nacional. Él también lo sabe porque se lo dije. Sabrán Uds. también que he dicho más de una vez, que el técnico me ha convencido de que no le falta inteligencia y no se ata a preconceptos ni prejuicios.

El sistema (que es como una foto) y el desarrollo táctico (que es la pelìcula de aquella foto) en Río mostraron que la tiene clara.

Sacó a Facundo Píriz, intocable, y colocó a Romero (ya vaticiné que termina de titular) ganando dinámica y más juego con el balón. Conformó un mediocampo de mucha marca y sacrificio, con buen toque de balón, el liderazgo de un jugador como Damonte, gran acierto de Gallardo, la confirmación de Calzada y el resurgimiento de Cabrera. Marcaron, metieron, jugaron, abrumaron al rival. Los dos de arriba notables. Viudez volvió a ser el de antes y Sánchez confirmó el acierto de traerlo.

Atrás bien en general, con mal comienzo de Placente y mal final de Núñez. Pero el resto bien todo el partido. Scotti-Viera, un tiempo cada uno, bien y liderando, y un Rolín que fue exhuberante y motivó al relator de FOX a recordar a Cococho Álvarez, un monstruo del fútbol mundial de la década del sesenta. Tal como Cococho, parecía Rolín tener un imán para la pelota.

Guapo, querendón, dinámico, inteligente, Nacional paseó su fútbol, su fama, su historia y su gloria por Río.

Naturalmente es sólo un partido. Y a él me refiero. Proyecta esperanza e ilusión para el hincha y eso es bueno.

Sobretodo porque se paró bien, moderno, inteligente y dúctil.

Observe lector que Gallardo no puso a Recoba sino hasta el final, y fue lo único que no le respondió. Sacó a Facundo Píriz, que no es tarea fácil, no puso a Medina y tampoco arrancó Jadson Viera. ¡Ah! y además puso a Placente, que la mayoría pensamos no debe jugar.

Eso habla de personalidad y tacto del técnico.

En un país de técnicos obsecados, caprichosos, timoratos, este Gallardo ha ido mostrando convicción y firmeza.

No digo que sea Mourinho o Guardiola, pero parece bueno y que llegará a ser mejor. Me place decirlo porque fui duro con su designación y su mal comienzo.

Y porque además él aceptó las críticas y reconoció que eran lógicas y justas. Buen ejemplo.

Así empezó Nacional, ganando y gustando.

Y si no ganó por más fue por algún error de definición y por errores puntuales del final del partido (especialmente de Nuñez).
Hacìa 40 años no ganaba en Brasil por la Libertadores y es la cuarta victoria en ese paìs por torneos oficiales en màs de 30 presentaciones. Que tal?
Da para disfrutar e ilusionarse.
La semana que viene hay otra historia y veremos si es continuaciòn de èsta.


Tus amigos en El Diario