Lunes, 28 de Julio del 2014 Actualizado: 6:56

Atracción Fatal

Por (villalba@eldiario.com.uy) | Miércoles, 12 de octubre del 2011

Mujeres, ¿Podemos anticiparnos a saber si un hombre será buen amante?

Se imaginan que si pudiéramos detectar eso en una potencial pareja previo al encuentro, no existirían las desilusiones amorosas. No hay datos ciertos y concretos con los cuales detectar si un hombre puede o no ser nuestro príncipe azul en la cama, porque la construcción de nuestro mapa erótico, en ciertas personalidades se manifiesta oculto o camuflado.

Es conocido el concepto de que: si alardea mucho seguro después “no rinde”, o si es muy tímido y extrovertido, puede sorprenderte con un tigre agazapado que te enloquezca sexualmente. Esta es la realidad, hay quienes están camuflados, hay quienes alardean de grandes seductores y luego no lo son y hay quienes sí muestran una armonía entre lo que demuestran en sus artes de conquista y sus actitudes en la intimidad.

Para este último grupo marcamos algunos signos que pueden ser reconocibles.

Por lo general las mujeres entendemos que un hombre puede ser buen amante si:

1ero: demuestra autoconfianza y seguridad. Las mujeres (si de vínculos heterosexuales hablamos) vemos en la autoconfianza un elemento atractivo porque en el sexo esto lleva a que se tenga una actitud que es mucho más importante que la belleza física. El sabrá que hacer, podrá reírse de él mismo ante algún problemita, mirará a los ojos sin evasión (acto que puede ser muy sexy), y tendrá confianza en su rendimiento y en su cuerpo, con sus defectos y virtudes.
2do: Si actúa con los códigos masculinos que esperamos culturalmente.

Cada cultura tiene códigos de lo que es, ser hombre o mujer. Por ejemplo en Escocia un hombre puede usar falda como parte de ciertas vestimentas y seguramente esto no llame la atención en negativo de las mujeres. En cambio en otras sociedades como la nuestra podría no generar empatía sexual. Los hombres se paran, hablan, gesticulan, mueven sus manos etc, de forma diferente a las mujeres y esto es leído inconscientemente por una potencial pareja.

3ero: según nuestra crianza o códigos de familia, si ese hombre se adecúa a los modelos recibidos. Por ejemplo si una mujer ha crecido con un modelo positivo de hombre, que se manifiesta rústico, desalineado, con masa muscular importante, etc. seguramente entenderá que ese tipo de hombre es el más adecuado como modelo de atracción.

Existe un estudio social que realizaron un grupo de especialistas en Estados Unidos en el cual mostraban a un grupo de mujeres unas fotos de hombres las cuales tenían un perfil a su lado. En este perfil decía cuanto era su ingreso anual. En 2 grupos diferentes a las mujeres se les mostró las fotos de los mismos hombres pero con profesiones e ingresos cruzados. Se les pedía que calificaran del 1 al 10 el nivel de atracción que le generaba ese posible candidato. El resultado es que al mismo hombre cuando en su perfil figuraba un altísimo ingreso anual le daban un puntaje mucho mayor que cuando a la misma foto le agregaban en el perfil un muy bajo ingreso anual.

¿Cómo explicamos esto?

De acuerdo con lo que les contaba, existe un condicionamiento atávico para la atracción, es decir, primitivo casi instintivo, pero también existe un condicionamiento cultural social, que es tan o más fuerte. En sociedades materialistas, consumistas, el tener dinero se convierte en un elemento distintivo que puede otorgar en algunos casos herramientas de seducción importantes.

De todas maneras aunque el dinero sí puede llegar a condicionar (en algunos casos) respuestas positivas de atracción, creo que pesa mucho mas el concepto de “poder” como afrodisíaco.

Eso sí es más instintivo, naturalmente podríamos entender que una “hembra” elija el “macho” más fuerte, con más rango y con dominio sobre los otros, ya que se asegura una descendencia con los mismos genes, y se asegura la protección para el grupo. Esto pasa en el mundo animal, y también sucede en el mundo humano algo similar.

Seguime en Twitter: @sexologacaro


Tus amigos en El Diario