Martes, 2 de Setiembre del 2014 Actualizado: 7:00

Explotadores Explotados

Por (guillermo@resultoria.com) | Jueves, 29 de septiembre del 2011

Tantas veces se ha repetido la frase que “los empresarios son explotadores” que esta falacia – como todas ellas – terminan siendo verdad en la mente de muchos incautos. Pero en realidad es al revés: los supuestos explotadores son los verdaderos explotados. Y veremos por qué.

Primero. En una sociedad libre no cabe la explotación sino la libre y voluntaria elección de trabajar con o para otro. Si no te gustan las condiciones laborales, el trato o la paga que ofrece tu empleador, búscate otro. Y si ninguno te agrada, pues pon tu propio negocio. Se tu propio patrón y explótate a tí mismo.

Segundo. Del valor que cada uno agrega con su labor cotidiana, el más explotado es quien más valor agrega y menos valor recibe. Y el más “explotador” es quien menos valor agrega y quien más valor recibe. Este trabalenguas no es tal. El que más valor agrega en una empresa es el Gerente General, el CEO o el dueño. Es quien tiene la visión del negocio, el que orquesta todos los recursos y organiza todas las tareas para ganar la preferencia de un cliente. Sin embargo, es el que menos recibe. Entre lo que tiene que pagar de aportes, impuestos, beneficios impuestos y contribuciones sociales a cambio de nada, es enorme. En cambio, el trabajador, a cambio de realizar una tarea estructurada, dirigida, planificada y para la cual recibe recursos, instrucciones y capacitación, recibe salarios, aguinaldo, seguro de desempleo, cobertura médica, licencia, salario vacacional y no sigo con la lista porque es interminable.

Tercero. Sólo el 20% de la población son los que “tiran del carro”.

El 80% prefiere recibir órdenes a tener espacio para actuar.

70% creen que sus problemas son culpa ajena y no propia.

Sólo un 20% pagan la mayor cantidad de impuestos

Sólo un 20% mandan a sus hijos a colegios privados y le pagan la educación al 80% restante

El que tiene más es porque hace más y porque es más. Ser, hacer y tener. Un triángulo infalible que aquí desconocen

Entonces, ¿quién es el explotador y quien el explotado?

Como dice Winston Churchill

“Muchos miran al empresario como el lobo que hay que abatir,
Otros lo miran como la vaca que hay que ordeñar
Y muy pocos lo miran como al caballo que tira del carro”


Tus amigos en El Diario