Jueves, 24 de Abril del 2014 Actualizado: 11:04

Amenzan a Periodista Para Que Deje De Investigar

Por (martin@eldiario.com.uy) | Viernes, 23 de septiembre del 2011

Lamentable. Un asesinato ocurrido en Colonia en 1998 sigue investigándose y tanto el padre de la víctima como un periodista local que investiga el caso son blanco de frecuentes amenazas.

Me llaman a mi celular a cualquier hora y los mensajes ya han ido subiendo de tono para ser cada vez más amenazantes“, dijo ayer a La República el periodista Fredy González, en relación a las amenazas que recibe para que deje de investigar el asesinato del joven Andrés Trigo, ocurrido en Colonia del Sacramento el 17 de agosto de 1998. Y explicó: “Lo que quieren es que me aparte de la investigación del crimen“.

El periodista trabaja en el programa “Sosteniendo la pared”, que se emite por la emisora local FM Claridad, donde ha puesto al aire declaraciones que le formuló en el Penal de Libertad el delincuente Alejandro Píriz Brum, procesado por el homicidio de Maurilio “Lilo” Martínez en Carmelo y por coautoría del homicidio de Andrés Trigo. También se encuentra recluida en la cárcel la ex novia de Andrés, Karina Carro.

Tras años de silencio, Píriz Brum pidió ser recibido por la jueza de Colonia, Beatriz Larrieu, para declarar nuevamente por el caso Trigo. De sus declaraciones surgieronelementos contundentes” que involucran en el caso de Trigo a policías y “a personajes de alto rango” de la sociedad coloniense, según publica ese mismo medio a partir de fuentes cercanas a la investigación.

Desde entonces han surgido una serie de amenazas telefónicas contra dicho periodista y también contra el padre de la víctima, Walter Trigo, quien reconció que “las amenazas siguen” y “son todos los días”. Según el padre de Andrés las declaraciones de Píriz Brum abrieron “el camino hacia la verdad y por eso hay gente que está tan desesperada”.

Según publica Diario Colonia, en su programa radial el periodista comunicó sobre las amenazas. Leyó, incluso, una de ellas, hecha por mensaje de texto:

“González, sabemos que sos la clave de la investigación del caso Trigo. Sabemos que este mensaje podrá ser visto por la policía. Pero no se moleste, en breve este número desaparece. El motivo del presente es que dejando las cosas como están, económicamente usted podría solucionar todos sus problemas de por vida, si dejamos todo como está y nosotros nos encargamos del silencio del delincuente Piriz Brun. Entendamos este que no es más que un tipo sin valor. Espero su respuesta, saludos”.

El periodista no respondió el mensaje, por lo que recibió otro:

“Quiero sea de su conocimiento que no estamos lejos del delincuente, como piensan, y al alcance de toda su familia. Por tal motivo no sería muy difícil poder llegar a él. Y siendo usted un hombre inteligente creemos que no va a desperdiciar la oportunidad que le acabamos de ofrecer. Su extendido trabajo sería muy bien gratificado. Tome esto muy en cuenta y no deje pasar el tiempo. Crea que de no colaborar las cosas van a empeorar para usted y mucho señor Fredy”.

Luego recibió una llamada, en la que alguien con voz neutra le advertía: “Piénselo bien y tome una buena decisión”

 


Tus amigos en El Diario