EL DIARIO

Martes, 11 de Agosto del 2020

Que De La Mano De Don Gregorio…

Por Fernando Brusco, el 9 septiembre, 2011

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

Pasaron cuatro años para que Gregorio Pérez se volviera a calzar el buzo de técnico del Club Atlético Peñarol.

Quinta vez que vuelve “a su casa” como él mismo definió. Un hombre que sin haber sido jugador manya, es un “tipo de la casa”. Un ganador.

Sin duda alguna que la decisión de los comandados por Juan Pedro Damiani de rebobinar sobre sus pasos de años atrás y volverlo a buscar, fue excelente.

La grandeza y don de gente de la dupla Damiani-Pérez permitió cerrar heridas de antaño. En una situación institucional complicada ante el extemporáneo alejamiento de Diego Aguirre, la Directiva mirasol no dudo “y al toque” decidió ir en busca del hombre del pueblo Gregorio Aznárez.

Aguirre y las diferentes gerencias que se han montado en el club, parecen ir a contramano con un “histórico” de la conducción técnica, pero no es el caso, pues por citar un ejemplo, su conducción del Libertad de Asunción demostró su plena vigencia.

¿Qué puede aportar Gregorio?

Recordemos, que en etapas anteriores no consiguió destaque internacional, pero en Uruguay se podría decir que casi “hizo capote”. Fue gran protagonista con Pablo Bengoechea del último quinquenio. Su primer llegada al club, allá por febrero de 1993 lo ponía ante una situación complicada, entre Nacional y los clubes chicos habían condenado al equipo de las once estrellas a pasarse casi una década sin títulos uruguayos.

Todos sabemos como fue el final de la exitosa historia del técnico en su querido Peñarol. Quizás no llenaba el ojo el accionar del equipo, pero si colmaba de alegría a su parcialidad por los resultados que obtenía.

Hoy el panorama es diferente. Llega con un plantel ya conformado, y a un club que estuvo a un paso de obtener la Libertadores, y sin la urgencia de cambiar la pisada.

Ante la intespestiva ida de Aguirre, la opción es la mejor, y deja conforme a los dirigentes y parciales.

El equipo es puntero del torneo, y todo hace pensar que Racing no será un obstáculo para que permanezca en lo más alto de la tabla.

Gregorio es un tipo de espaldas anchas y eso es bueno, más que nada si el cambio de mando pueda traer aparejado un traspié.

Mientras, los hinchas sueñan con cantar: “Que de la mano de Don Gregorio, todos la vuelta vamos a dar”.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

Compartir