Viernes, 29 de Agosto del 2014 Actualizado: 12:39

Cánepa y Breccia Ante Declaraciones De Bordaberry

Por (martin@eldiario.com.uy) | Miércoles, 24 de agosto del 2011

Ante las declaraciones del líder colorado Pedro Bordaberry, el director de la OPP (Oficina de Planeamiento y Presupuesto), Gabriel Frugoni le respondió, ya que Bordaberry lo llegó a tratar de “mentiroso”. Ahora también salió a responder el secretario de la Presidencia, Alberto Breccia, y el prosecretario Diego Cánepa.

Breccia consideró los dichos de Bordaberry como un “disparate gigantesco” y que se trata de una “maniobra política de bajo nivel”. El prosecretario reconoció que hay un contrato de inversión con Montes del Plata donde había una cláusula de confidencialidad incluida, pero aclaró que ya fue excluida del texto.

Diego Cánepa también criticó a Bordaberry y señaló que si no está de acuerdo lo mejor es “discutirlo en el Parlamento”, según declaró a Monte Carlo Televisión. El debatido proyecto de ley que pretende crear el impuesto a la concentración de tierra ya fue firmado por los ministros y pasó al Parlamento, de cara a su aprobación.

Además, Cánepa explicó que los US$ 60 millones que el gobierno prevé recaudar con el impuesto no implicará la solución de todos los problemas, pero que servirán para tener, de acá a dos años, un fideicomiso de alrededor de US$ 500 millones para hacer frente a las necesidades de caminería rural que tiene el país.

“A veces discutimos en el Parlamento por partidas de US$ 2 millones, de US$ 1 millón, o de medio millón de dólares, y (ahora) parece que US$ 60 millones no es nada”, cuestionó Cánepa. Ayer Mario Sanguinetti, presidente de la Federación Rural, se había mostrado desconfiado con el destino de lo recaudado y su posible impacto.

Cánepa señaló que US$ 60 millones “no es suficiente”, pero “es mejor que nada”. Señaló que “hay un mecanismo para ver si este impuesto puede ayudar a generar un fideicomiso” y destacó que “los intendentes estarían totalmente de acuerdo”.

“Hemos avanzado con algunos intendentes para que las intendencias, que son los titulares de la recaudación (del impuesto) vuelquen (el dinero) en un fondo común que nos permita ser la garantía de un fideicomiso y, entonces sí, con US$ 300, US$ 400 US$, 500 millones, podemos hacer un shock en la caminería rural”, explicó Cánepa.

 


Tus amigos en El Diario