EL DIARIO

Domingo, 5 de Julio del 2020

Continuará La Inversión En Punta Del Este?

Por Enrique Giordano Penadés, el 16 agosto, 2011

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

La pregunta preocupa a más de uno. Especialmente a los habitantes de Maldonado, que han hecho de la construcción su principal sustento. Es que Maldonado depende hoy de dos pilares: construcción y turismo. Actualmente se construyen más de 300.000 metros cuadrados, y ante los vaivenes de la economía mundial todos se hacen la misma pregunta.

Ante la inestabilidad existente en los grandes mercados, la inversión inmobiliaria en Punta del Este continuará en el corto y mediano plazo?
La respuesta nos la brindan cuatro referentes inmobiliarios del departamento: Rodrigo Blás, Florencia Sader, Luis Borsari y Nana Lavagna.

Florencia Sader

La inestabilidad existente en los mercados internacionales, deja a la gente con pocas opciones, y una de ellas es invertir en bienes raíces. Punta del Este siempre ha sido un refugio de capitales y ahora no es la excepción. Seguimos viendo demanda por tierra y departamentos con vista al mar.

A modo de ejemplo, hoy se remató un departamento de 40 metros cuadrados frente al mar en la Parada 9 1/2 de la Mansa en U$S 145.000.

Los argentinos, especialmente los porteños, tradicionalmente han elegido a Uruguay para invertir, por su cercanía y estabilidad. En los últimos tiempos hemos visto  inversiones de gente del interior de la Argentina, como rosarinos y cordobeses que han elegido a Punta del Este como lugar de refugio para sus capitales.

Nana Lavagna

En Punta del Este la inversión en ladrillos es hoy la más segura, y la que está dando más rentabilidad. Actualmente hay aprobados por la Intendencia de Maldonado y en construcción 300.000  metros cuadrados y se prevé llegar para fin de año a más de  600.000 metros cuadrados. Los  principales inversores son argentinos, pero no solamente de Buenos Aires. Hay  también de las provincias de Córdoba y Rosario. Esto es producto del crecimiento que las plantaciones agrícolas y en particular la soja ha tenido en su país en los últimos tiempos.

En nuestro principal balneario y en toda la costa de Maldonado, el 16% de los inversores son cordobeses. Venimos de concurrir a la feria de Rosario que fue un éxito rotundo por el interés que despertó Punta del Este y también Montevideo.

Hoy tenemos rosarinos y cordobeses que están desarrollando  muchos proyectos con mucha fuerza.

Pero también en nuestro mercado hay fondos de bancos españoles y americanos que están recorriendo y mirando tierras para invertir. La realidad nos muestra que todo el Uruguay en general se está desarrollando.

Rodrigo Blás

En la situación de la economía mundial actual todo vaticinio parece una adivinanza. Nos enfrentamos a situaciones nuevas por lo que es difícil estimar lo que puede suceder en cualquier campo. La lógica y la economía no siempre van de la mano. En nuestro modesto entender, la inversión inmobiliaria tiene dos grandes campos, una la inversión que podemos llamar corporativa (aunque sea individual) que es la de aquel que invierte en la construcción de bienes inmuebles o en la adquisición de tierras con proyección futura en extensiones considerables. El otro campo es el del inversor individual que se refugia en el ladrillo para preservar su capital o en búsqueda de una ganancia futura y compra uno o dos departamentos o un terreno.

Estas dos situaciones que son fundamentalmente distintas también aparecen con respuestas diferentes ante la crisis económica. Respecto a la gran inversión en la medida que el mercado de inmuebles en Punta del Este continúe a precios internacionales aun resulta apetecible y la volatilidad de los mercados financieros y bursátiles aumentan no cabe más que esperar otro empuje fuerte de inversión en ladrillos en los próximos meses.

Respecto a la inversión individual, ésta estará ligada a la suerte personal de cada uno. Los que sus ganancias y actividades dependen de su comercio con los países afectados directamente, seguramente verán menguados los mismos y se retirarán. Los que generen su riqueza con independencia de aquellos mercados continuarán refugiándose en el mercado de inmuebles con Punta del Este como uno de los principales objetivos.

Dejando las especulaciones y yendo a las realidades, ahora las manifestaciones concretas de la economía que han llegado hasta acá, salvo la baja del valor de los granos, han sido auspiciosas para presumir que la inversión inmobiliaria continuará. La orden de las entidades financieras de refugiarse en el dólar como moneda de reserva llevó y llevará a una mejora del valor de éste que nos mejorará en precio y competitividad como mercado a elegir. El reposicionamiento de los fondos de inversión mundiales en propiedades inmuebles por mayor porcentaje que valores y títulos como refugio, nos hace estimar que  a corto plazo no cabe más que esperar que se mantenga o aumente la inversión inmobiliaria en Punta del Este y en el Uruguay.

En definitiva,  lo más previsible es esperar que la inversión continúe a corto plazo e incluso se intensifique ante la volatilidad de los mercados bursátiles y financieros. El refugio será la inversión inmobiliaria y Punta del Este mantendrá su ritmo. A mediano plazo, dependerá de los daños que sufran las economías inversoras en Punta del Este como consecuencia de la crisis mundial .

Lo fundamental y lo más fácil de prever, sin miedo a equivocarse, es que, sin duda, como ha pasado siempre con crisis regionales, nacionales o mundiales, a largo plazo, después de que las crisis pasan Punta del Este siempre paga bien.

Luis Borsari

Ante pregunta específica, respuesta específica : Sí, creo.

En el corto y en el mediano plazo continuará la inversión inmobiliaria en Punta del Este. Ahora bien; a pesar de tan contundente respuesta, debo decir que el mercado de compra-venta de propiedades (casas, apartamentos, chacras, lotes, etc.) está “enlentecido” desde hace más o menos 100 días.

¿Contradictorio? ¿contrapuesto? No!

Hay una importante cantidad de “ingredientes” que, sumados, llevan a esta, sin duda pasajera, coyuntura por la que atravesamos. Ejemplo: Pongamos en una licuadora la crisis europea (Grecia, Irlanda, España, ahora Italia…), la crisis estadounidense, los anuncios (no muy claros, pero advertencias al fin) de una posible devaluación en Brasil, las distintas y sucesivas instancias electorales (2011) en la República Argentina, algunas turbulencias (acolchonadas) en nuestras reglas tributarias e impositivas, etc.

Todo esto lo juntamos, lo licuamos, se lo damos al inversor, y mientras lo mira, lo toma, se repliega. No podría ser de otra manera. Una vez que lo “digirió” (esto es lo que creo que está a punto de ocurrir) va a concluir inequívocamente en continuar con “la corriente” de inversión hacia nuestra región y, particularmente dentro de ella, en Uruguay y Punta del Este.

A mi entender “hay cuerda para rato”… siempre y cuando no “nos pasemos de la raya” en los precios.

¿Que te parece?
Me gusta ¡Amo esto! Muy divertido Wow! Es triste Me enoja

Compartir